Plaza de San Miguel

Ser vecino del centro del pueblo no es sinónimo de educación o ciudadanía. En la Plaza de San Miguel, nos encontramos desde hace muchos años, con un grave problema de suciedad. Los vecinos muy educadamente tiran alrededor de los contenedores de basura todo tipo de muebles, al igual que la basura. Además hay un grupo de vecinos que muy "caritativamente" le ponen comida y agua a la numerosa prole de gatitos que conviven en la zona, con las bonitas consecuencias que éstos gatitos dejan para algunos vecinos. Ni el Ayuntamiento, ni Urbaser, parecen que pueden hacer nada al respecto.

Una vecina