Cagadas y meados de perro en calles El Cano y Arahal

Lo incívico que son muchos ciudadanos dejando que sus perros hagan sus necesidades en cualquier sitio es algo que se puede ver en cualquier rincón de Morón, pero hay zonas, como las calles de las fotos, calles El Cano y Arahal, donde se hace evidente hasta la náusea. El pestazo a orines de perro y los excrementos están concentrados en la calle El Cano en las zona final de la vía. En la calle Arahal no sólo se concentran en los arriates sino que se puede ver por todo el acerado de la calle obligando a los peatones a caminar fuera de la acera. La pregunta es: ¿para cuándo las multas por este tipo de actividades? Está claro que la gente sólo reaccionan ante éstas.

Un vecino que ya no pasea por su barrio