Bancos de vergüenza

Todos sabemos el papel de los bancos en esta crisis que estamos pasando, siguen teniendo un buen margen de beneficios. Pero lo que no puede ser es que todavía se amplíe ese margen a costa de no suplir las vacaciones de sus empleados. Miren como estaba una oficina al mediodía con un sólo empleado para atender en mesa, siempre se ha dicho que lo primero es el público, parece ser que eso ha cambiado. Lo dicho: De vergüenza

Un cliente cabreado