Cartas al director


Las cosas por su nombre

Hace unos días leía en la sección "Tribuna Libre" de este diario un artículo publicado por Antonio J. Ramírez, Economista y portavoz del Partido Popular de Morón de la Frontera sobre la supuesta utilización política que están haciendo los partidos de izquierda sobre las pensiones.

A la vista de su contenido, yo me pregunto ¿a quién o quienes les importan los jubilados? Durante las legislaturas del Partido Popular hemos sido testigos de cómo se ha vaciado la "hucha de las pensiones" (74.000 millones desde que llegaron al poder) y, sin embargo, hemos continuado tranquilamente sentados ante el televisor o la radio, o frente al ordenador, leyendo la noticia como si nos estuviesen hablando de Marte.

Pero eso ha sucedido aquí, en nuestro país. El gobierno del Partido Popular nos ha arruinado infamemente mientras la cúpula de su partido se ha enriquecido a costa de los caudales públicos con los que se podrían haber costeado muchas de las necesidades en Educación y Sanidad sin necesidad de detraer fondos del capital previsto para el pago de las pensiones.

Entre tanto, insisten en distraernos con Cataluña, con el independentismo por aquí y el nacionalismo español por allá, sin mencionar los casos de corrupción que caracterizan a este partido.

Al igual que hicieron para complacer a la "Alemania de la Merkel" cambiando la Constitución con la modificación del artículo 135, sin oposición alguna y sin facilitar a la ciudadanía la opción de refrendarlo en un referéndum. Lo mismo que hicieron eso, podrían haber aprovechado el momento para blindar la "hucha de las pensiones" no permitiendo que dichos fondos puedan utilizarse para sufragar otras partidas presupuestarias de gastos diferentes al sostenimiento del sistema. Pero no lo hicieron. ¿a quién o quienes les importan entonces los jubilados cuando no se está en período electoral, Sr. Ramírez?

Bajo mi óptica personal, no se deberían haber consentido jamás ni las prejubilaciones masivas, ni los ERES que han arrojado al ya amplio campo de los pensionistas a una multitud de ciudadanos con sobradas capacidades para continuar trabajando, aportando su cuota a la ya mencionada hucha. Pero todo se permitió para facilitar las cosas a las grandes empresas estatales, entidades financieras y lobbys empresariales de considerable magnitud y cuyos gastos de prejubilación sostenemos ahora entre todos.

No obstante y a pesar de todo, la pasividad en la que nos vemos sumidos no deja de desconcertarme. Se "funden la hucha de las pensiones" y continuamos pasivos ante una noticia de tal envergadura. Nadie de la oposición, ni el PSOE – si es que el PSOE es oposición, que lo dudo – ni Podemos, ni IU, ni nadie se mueve en ninguna dirección y no hablemos ya de los sindicatos.

¿De verdad no deberíamos estar todos en la calle? ¿De verdad nos da igual lo que está sucediendo? ¿De verdad vamos a esperar alguna solución milagrosa que nos resuelva el problema? ¿Una solución venida de dónde?

Las soluciones que ya han apuntado muy subrepticiamente pasan por dos vías alternativas: aumentar la edad de la jubilación o reducir el montante de las mismas, o ambas. Y, lo peor, es que están consiguiendo hacer creer a la ciudadanía que esa es una solución real y única.

Pues yo creo opuestamente a esas tesis. Creo que la solución pasa por reducir la edad de jubilación y obligar a las empresas a sustituir los puestos de los jubilados manteniendo los salarios que cobraban aquellos, haciendo correr el escalafón y cubriendo los puestos que queden vacantes con nuevos empleos, lo que reduciría el paro y aumentaría la afiliación a la seguridad social.

Pero eso no beneficia a las grandes empresas, por tanto, el planteamiento es el de aumentar la edad de jubilación hasta los 67 años. Como, a partir de los 50, es difícil encontrar un empleo,

¿Quién va a llegar a los 67 años trabajando? De hecho cualquier desempleado que se encuentre cobrando la prestación por desempleo y la agote con 61 o más años, pasa directamente a la condición de "jubilado anticipado" (que no diferido Sr. Ramírez), detrayendo de su pensión la proporción correspondiente, con lo que el gobierno se ahorra una suma importante en el pago de pensiones dejando a los jubilados unas pensiones miserables después de que muchos de ellos han estado cotizando 35 y hasta 40 años.

A ustedes los políticos y a su partido Sr. Ramírez les importa poco. Los diputados tienen el privilegio de cobrar la totalidad de la pensión con haber permanecido en el hemiciclo una legislatura. Y si nos referimos al ala conservadora, todos tienen recursos suficientes para subsistir sin recurrir a la pensión de jubilación de la Seguridad Social.

Esta es nuestra realidad Sr. Ramírez... así que sigamos viendo la tele.

José M. Giráldez González



Andalucía, como la que más

El 4 de Diciembre de 1977 casi dos millones de personas recorrieron las calles de "Andalucía" para reclamar autogobierno. Una marea verdiblanca se enfrentó al agonizante régimen franquista exigiendo dignidad y respeto para las señas de identidad de un pueblo que durante cuarenta años había sido considerado como "territorio de segunda".

No pedíamos nada que no mereciéramos, no batimos nuestra bandera en contra de otras, ni de otros territorios, el pueblo andaluz no quería ser más que nadie, pero tampoco menos. "Andalucía, como la que más".

Aquel 4D fue el origen de nuestra actual autonomía. De una autonomía que el
PSOE lleva gestionando 39 años. Y justamente, a eso voy...

Susana Díaz, la "Choni del Tardón", decía en el mitin de celebración de la efeméride, que el PSOE actual, "debe conservar el legado que tanto trabajo nos ha costado conseguir durante todos estos años"

¿De qué legado hablamos Susi? ¿Hacemos un repasito?

Somos una de las regiones con la "tasa de paro" más alta de Europa, la mitad de nuestros parados no tienen ningún tipo de ayuda o prestación social, y de los que trabajan, la mayoría no alcanza ni el salario mínimo interprofesional. Ni una sola provincia andaluza alcanza la media nacional. Y esto no es nuevo, ha sido así durante todo el "reinado socialista". Trabajo temporal y mal pagado basado en los servicios. Lo del desempleo juvenil lo dejamos para otro día.

De "educación" mejor ni hablamos, o sí. Según todos los informes somos la comunidad española con la tasa más alta de abandono escolar, estando por encima de la media nacional. Cualquier estudio sociológico que se precie afirmaría, sin lugar a dudas, que existe una correlación entre el fracaso educativo y la desigualdad social.

Y ahí voy ahora... La "brecha social en Andalucía" ha llegado a límites insoportables. Cada vez hay más familias pobres. La desigualdad de género en cuanto a condiciones laborales se ha disparado. La sociedad se ha polarizado y casi la mitad los de hogares andaluces está en riesgo de pobreza. Más de la mitad de los niños andaluces están en riesgo de exclusión social, y no lo digo yo, lo dice UNICEF.

La "sanidad", que hay que reconocer que hasta hace unos años era la joya de la "corona andaluza", ya te has ocupado de cargártela tú Susi. Nada más "coronarte" cerraste 6.000 camas hospitalarias, liquidaste 770 plazas de médicos especialistas y metiste la tijera hasta en el catering de los hospitales, hasta el punto que da verdadero asquito ver lo que sirven de comer a los enfermos. Somos la comunidad que menos invierte en sanidad por habitante.

No quisiera extenderme mucho, puede que alguien que lea esto se me canse, así que no voy a hablar de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), los Cursos de Formación, las Fundaciones fantasma, la red clientelar, la manipulación de Canal Sur, los pagos millonarios a medios de comunicación escritos, los amiguetes que cobran sueldos desde sus casas, el pago de alojamientos de lujo a consejeros de otras provincias, las amenazas y el acoso a todo el que osa enfrentarse al régimen, los pactos con la ultra derecha liberal, o la negativa contínua a tramitar leyes de protección social que propone sin descanso "Podemos Andalucía".

A cuarenta años de aquel 4D, solo puedo preguntarme si toda esa gente que salió a la calle soñando con una "Andalucía mejor" se merece un gobierno cuya verdadera bandera es la "corrupción, el enchufismo y la parasitación de las instituciones".

"La bandera andaluza" es mucho más que un trapo, es patrimonio de todos los que fueron, los que son y los que serán. Y esa bandera, se respeta. Así que dejen de usarla para tapar las miserias, la ineptitud y la inoperancia de un partido que hace mucho que dejó de ser pueblo.

"Andalucía" es una tierra antigua y hermosa, que se ve, se escucha, se huele, se toca, se saborea y se siente... Y ojalá algún día pueda verla gobernada por "gente decente".

No puedo acabar esto sin un recuerdo para Manuel José García Caparrós, un joven de 19 que aquel 4 de Diciembre de 1977 fue asesinado tiroteado por la espalda por la que aún era la policía del régimen. Ese crimen sigue impune, como tantos otros. Hemos tenido que esperar a que llegara "Podemos" a las instituciones andaluzas, para que el PSOE solicite al Congreso el expediente que investigó su muerte.

Seguro que el PSOE pensaba hacerlo en algún momento, pero 39 años no son nada y se les habrá ido pasando, al igual que ocurre con el equipo de gobierno de mi pueblo que durante estos últimos siete años "o, están estudiando o, se les olvida el ejercicio de sus funciones y de dar soluciones a los problemas cotidianos de sus conciudadanos".

Jose M. Giraldez Gonzalez



Primarias en el PSOE


Hace poco tuve la oportunidad de leer una crónica en el Diario de Morón, en la que se destacaban unas palabras del Alcalde en las cuales, y en el marco de un acto comarcal de apoyo a Susana Díaz, el primer edil afirmaba contundentemente que la Agrupación Socialista de Morón apoyaba a Susana Díaz en su carrera para intentar ganar las primarias socialistas. A continuación, la crónica recogía testimonios anónimos de diversos militantes del PSOE local en los que se negaba la mayor y se apostillaba que tal aseveración era falsa dado que a la militancia no se le había consultado y que el partido estaba en crisis porque el regidor municipal no le prestaba atención, rematando la crónica con descalificaciones personales hacía Juan Manuel que me niego a reproducir aquí por parecerme insidiosas.

No obstante, me permito escribir estas líneas para que todos los testimonios contrarios a la idea de que Susana Díaz merezca la dignidad de dirigir al PSOE no estén amparados en el anonimato. Si bien es cierto que no pertenezco a la Agrupación de Morón, también lo es que estuve inscrito en la misma e incluso pertenecí a la Ejecutiva Local cuando el Secretario era Paco Montero.

Sea como fuere, he decidido plantear algunas consideraciones sobre la situación que está atravesando mi partido y compartirlas con mis paisanos y paisanas.

Pedro Sánchez ha sido un Secretario General emblemático porque era el primero que eligió directamente la militancia y porque su empeño, en el corto periodo de tiempo que estuvo al frente de su responsabilidad, fue siempre el de dar mayor protagonismo a la militancia de base y el construir un PSOE autónomo de la derecha o de cualquier poder fáctico o mediático o con pulsiones plutocráticas. Yo creo que las razones de su defenestración en aquél aciago 1 de Octubre, hay que buscarlas, primero, en su determinación de no someterse a las baronías y, en segundo lugar, en su idea de construir un" gobierno del cambio" y cumplir con la palabra dada a los votantes de cerrar el camino a Mariano Rajoy, presidente de los recortes y de los escándalos de corrupción, que el capeaba con un no "me he enterado de nada " mientras leía el MARCA y se fumaba un puro.

Hoy sabemos que se fabricaron razones falsas para provocar su salida (Heredia, hombre de confianza de Susana Díaz, ha protagonizado recientemente un episodio patético que apuntala esta aseveración) y sabemos que aquellos que hoy se les llena la boca de un PSOE unido y "ganador" actuaron en las sombras orquestando una conjura y un golpe palaciego que ha herido gravemente al partido con el único objetivo de colocar a Rajoy en la Moncloa.

Los acontecimientos vividos en aquellos días me llevan a una conclusión: la actitud de los conjurados es contraria a los valores de un partido centenario que, por culpa de su actitud, se ve abocado a ir a remolque de la derecha, por primera vez en su historia. Digo más, no solo es contraria a los valores socialistas, sino que también constituye un atropello a los valores democráticos. Es de toda lógica, pues, pensar que apoyar a la compañera Susana es convalidar toda esta tropelía.

Lo ocurrido después es público y notorio con la investidura del presidente del PP y la constitución de una Gestora del PSOE que no se ha tapado demasiado en su afán de dilatar los procesos congresuales y de primarias y que ha mostrado una inclinación sonrojante hacía la candidata Díaz. Pero en realidad, no quiero referirme en demasía a este interregno comandado por la gestora sino a esbozar un par de argumentos según los cuales deberíamos apostar decididamente por Sánchez Castejón.

Pedro tiene credibilidad y puede hacer un relato según el cual el PSOE es el partido más idóneo para gobernar el país. Gobernar España para poner fin a los recortes y restituir a las clases trabajadoras todo aquello que la crisis les arrebató. Para impulsar la regeneración de la vida democrática y poner cerco a la corrupción. Para impulsar la economía desarrollando medidas contra la precariedad laboral y contra el fraude fiscal, y para devolverle a nuestro país un papel protagonista en la UE que el indolente Rajoy tiró por la borda.

Para ello hay que desalojar a la derecha del poder. ¿Pero se imaginan ustedes a Susana Díaz diciendo que hay que frenar a la derecha en una campaña electoral -suponiendo que ganara las primarias-? ¿Quién la creería después de visto lo visto?

Tras la experiencia de Portugal donde un gobierno de progreso presidido por el socialista Antonio Costa está desarrollando medidas similares a las que antes aludíamos, nos preguntamos ¿porque ello no es posible en nuestro país?

La candidata Díaz ha desvelado que no está a favor de construir una alternativa progresista a la derecha contando con el resto de fuerzas y actores progresistas. ¿Ello no la convierte objetivamente en la mejor aliada de un desacreditado PP y de un Rajoy que se eternizaría en la Moncloa? No es de extrañar el apoyo indisimulado de los medios de comunicación controlados por la derecha (y el sorprendente de EL PAIS) a Susana y el apagón informativo a la campaña de Pedro.

El PSOE representa el futuro y es imposible contar la historia de España sin tener en cuenta las numerosas aportaciones del PSOE al progreso de este país y a la promoción social de los sectores populares. La razón de ser de nuestro partido estriba en su posición de garante de la lucha contra la desigualdad, equidistante de la derecha y de una izquierda nostálgica de iluminados como Julio Anguita o Pablo Iglesias que terminan por favorecer con sus actitudes el retorno permanente de la derecha al gobierno del Estad, bloqueando cualquier forma de gobierno de progreso, como el que fue planteado por Sánchez en la investidura del mismo.

La socialdemocracia española necesita recuperar la credibilidad –no la identidad- y reconectar con una juventud que le ha vuelto la espalda desde 2010. Yo modestamente creo que nuestra mejor baza es Pedro Sánchez. La opción de Susana es más de lo mismo.

Ángel Pastor Escobar. Plataforma Socialista de Cádiz de apoyo a Pedro Sánchez



"Los Caciques"

El día 12 de septiembre empezó un nuevo curso escolar, donde padres, alumnos y profesores mezclaban diferentes tipos de sensaciones por esas vacaciones tan merecidas para unos y esos comienzos tan duros para otros.

Sorprendido y estupefacto se quedó aquel que suscribe, cuando al día siguiente de la entrada del alumnado se había elegido los cargos de La Asociación de Padres y Madres de este pequeño colegio como es "Los Grupos". Al parecer había prisa, según me dijeron, para no dar opción a que ningún padre pudiera formar parte de la Junta Directiva y continuar así unos oligarcas que ya llevaban varios años en tales sillones, o mejor dicho, en tales pupitres. Me hizo recordar a aquellos caciques que desgraciadamente estuvieron en España como el conde de Romanones y en especial en Andalucía, donde se cebaron Burgos y Mazo en Huelva, Ybarra y Rodríguez de la Borbolla en Sevilla, los Carranza en Cádiz y así una larga lista.

Claro está que estos son aprendices, pero con las mismas ideas e intenciones, donde amañar y falsear era una cualidad innata. Si alguien se oponía o denunciaba a los caciques era atacado de palabra sin piedad y la mayoría de las veces debía abandonar el pueblo, hoy en día, ni me lo imagino, estando las redes sociales como están, seguramente tendía que marcharse del planeta Tierra. Así fue acuñándose una gran frase que podría resumir las tretas de estos individuos: "Para los enemigos la ley, para los amigos el favor".

Lo más grave es que cualquier plataforma a distintos niveles, pueda ser empleada por estos seres en pleno siglo XXI. La historia nos enseña que el ser humano vuelve a caer en los mismos errores pero con formas diferentes.

Se olvida el único y principal objetivo, nuestros hijos, el de proporcionarles una educación digna para que el día de mañana sean mejores personas de lo que somos hoy y en cuanto a nosotros como padres, ser representados por personas decentes.

Hago examen de conciencia y reflexiono sobre las actuaciones de la vida cotidiana y aquello que este en nuestra mano lo vayamos cambiando, avanzando hacia un futuro incierto, pero no manipulado por unos que intentan imponer en los demás lo que ellos creen mejor para sus intereses.

Juan López



Procesos químicos o políticos

En la química hay una serie de procesos químicos que se puede comparar a otros procesos en la vida real y sobre todo en lo que nos concierne en estos momentos, que son las elecciones del 26 de Junio.

El pacto entre Podemos e IU se asemeja a estos procesos y según el resultado podemos hablar de lo siguiente:

- Dilución: Acción de diluir o diluirse un cuerpo o una sustancia. Esta es la situación actual de IU, que en la asociación con Podemos, sus representantes se han diluido dentro de las listas electorales y solamente la perspectiva de que la suma de sus votantes obtenga mayor representación, hace más llevadera esta situación.

- Disolución: Desunión o separación de las partículas de un cuerpo sólido o espeso por medio de un líquido. Una vez creado Unión Podemos para estas elecciones, será difícil saber si optaran por la disolución para presentarse en otras elecciones o se quedara integrado en Podemos, perdiendo su identidad como partido.

En Morón, hay tres partidos de izquierdas, que se asemejan en sus postulados. IU y AMA con representación política y Podemos, que por el momento no tiene representante.

IU (familia Segura), se encuentra con el dilema de apoyar a Podemos a través del partido, de sus medios informativos, centros y actividades sociales, sabiendo que el resultado a la larga puede ser lesivo para sus intereses personales, debido a los efectos de los procesos (químicos), que en las próximas listas electorales en Morón si siguen diluidos, pueden verse abocados a que los representantes de IU, estén en unas posiciones poco favorables para sus intereses y si se opta por el proceso de disolución, pueden que pierdan votantes suyos que se queden con la opción política de seguir votando a Podemos.

AMA, al ser un partido local, se encuentra con la disyuntiva de aunque es afín a las ideas y que quiera apoyar a Podemos, sus votos sirvan para que IU salga fortalecida, siendo contrario también a sus intereses futuros y más todavía si en las próximas elecciones en Morón, Podemos se presenta como fuerza política.

Estas uniones por intereses políticos a la larga benefician y perjudica de forma pareja a sus propios integrantes, el tiempo y sobre todos los resultados, será el juez de estos procesos.

Alberto Guardado



Despertemos


Hace unos días una amiga me contaba lo desesperante que resulta tener un trabajo y que no te alcance el sueldo ni para comer. No sé si voy a ser capaz de escribir sobre esto porque no se trata de hablar del desequilibrio social al que nos están abocando las políticas miserables de este gobierno al servicio del capital. Más bien trato de transmitir los sentimientos de desencanto y frustración de tantas personas que aún trabajando de sol a sol, somos tristemente conscientes de que, salvo que los hados del destino nos premien con un improbable premio en la lotería, tenemos pocas esperanzas de prosperar.

Escribir sobre la "pobreza absoluta", no resulta difícil porque se empatiza mucho más con quienes lo han perdido todo que con quienes aún conservan lo mínimo. El típico "no te quejes que hay quién esta mucho peor" es lo primero que oímos las personas que nos lamentamos de nuestras vidas mientras aún nos llega para comer. ¡¡Qué triste!! ¿Nos damos cuenta hasta dónde nos están llevando? "A que tengamos que estar agradecidos por vivir en estado de semi-pobreza".

Cuando por estas fechas de "caloret" algunos empiezan a viajar en yates de lujo o a lugares paradisiacos a pasar sus maravillosas vacaciones -que pagamos entre todos-, millones de personas tienen a sus hijos metidos en casa bañándose en una piscina de plástico en la terraza y como único extra un viaje de ida y vuelta de dominguero a la playa. Familias que no se toman vacaciones desde hace años y que temen al verano porque no saben qué hacer con sus hijos mientras están en el trabajo así como por el calor insoportable que no pueden paliar porque si ponen el aire acondicionado todo el día la factura de la luz se dispara y no les llega para pagarla.

Me cuesta aceptar esta terrible sensación de estrés y cansancio de las personas que vivimos en una situación de precariedad material constante. Ese cansancio al que se llega por estar agobiados y preocupados todo el día de forma continua, sin pausa. Hartos de llegar a casa sin ganas ni de hablar/jugar un rato con tus hijos (aquellos que aún los conservan). Hartos de contabilizar cada euro para saber si este mes llegará para pagar la hipoteca o el alquiler sin tener que dejar de comprar carne el día 15. Hartos de que una avería de la lavadora signifique no poder comprarle al niño los zapatos que necesita. Hartos de que si llega una multa de tráfico inesperada que, por supuesto tienes que pagar sin que a nadie le importe si comes o no, se va al garete el presupuesto del mes.

Ser pobre hoy no es solo estar "desahuciado o acudiendo a un comedor social", esos son casos extremos. Ser pobre hoy es también no poder hacer nada, absolutamente nada, que te suponga un esparcimiento o un pequeño placer. Es no poder ir a comer fuera, no poder llevar a los niños al cine, no poder comprarles juguetes ni ropa o llevarlos de vacaciones. Es no poder apuntarlos a un gimnasio, ni a clases de inglés cuando te están diciendo todo el día que es tan fundamental para su futuro. Ser pobre hoy es tener que repetirte a ti mismo y a los tuyos la palabra "no" cada vez que te gustaría permitirte un pequeño capricho. "Ser pobre hoy es no tener un salario digno o una cobertura social decente y mantenerse en el límite de la subsistencia".

Mientras los economistas nos cuentan que estamos saliendo de la crisis y se está creando empleo de calidad sin que se les caiga la cara de vergüenza, una gran parte de la población está en riesgo de exclusión social. Las desigualdades se incrementan día a día gracias al reparto de puestos de trabajo, -donde antes trabajaba una persona cobrando un sueldo medio decente, ahora trabajan tres cobrando una miseria-.

Eso es para nuestros políticos y sus sicarios crear empleo "llevar a familias enteras al borde de la pobreza para maquillar los datos macroecómicos". A ustedes, miserables embusteros, quisiera verlos yo llevando una casa con menos de 600 euros al mes.

Los medios oficialistas nos bombardean con noticias sobre el "crecimiento económico", crecimiento que sólo afecta a las élites económicas y políticas y que, no nos engañemos, nunca nos llegará a nosotros. Vivimos en una sociedad donde la brecha entre ricos y pobres cada vez es más evidente y, lo que es peor, más aceptada. Nos están enseñando a conformarnos, a que admitamos cobardemente que las cosas son así y que no pueden cambiarse. Nos están enseñando que la lucha de la clase obrera ya no sirve para nada y que tenemos que conformarnos con "sobrevivir".

"Vivir ahora es un lujo reservado para los hijos de la buena estirpe. Despertemos hermanos, despertemos porque nos están matando"

"Sé que me leerás.- Estas letras son para ti".

Jose M. Giraldez Gonzalez


Quien se pica, ajos come

Las personas sanas y normales nos vemos como individuos competentes aunque haya campos en los que obviamente no sobresalgamos. Será una cuestión de autoconservación pero ningún idiota es consciente de serlo.

El problema viene cuando el "mediocre o normal" se cree superior a los demás... Ahí radican los problemas de falta de humildad que acaban por frustrar a los de alrededor y más si cabe, cuando no puedes decirle al sujeto en cuestión "tú eres tonto chaval, ni que fueras el ombligo del mundo". Y esto es lo que le ocurre al Concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Morón.

Digo esto a raiz de unas declaraciones del mencionado "Concejal" quejándose de que en el último Pleno Municipal ha recibido un trato "cruel" por parte del portavoz de un grupo de la oposicón, en relación con la aprobación de los Presupuestos Municipales para 2016, el cual, en función del mandato que ha recibido de sus votantes, lo único que hace es "cumplir con su obligación" al reprocharle su ineptitud e inoperancia en el ejercicio de su función, pues ni son Presupuestos Participativos, ni han sido presentados (para no variar) en el plazo establecido por la Ley y, lo que es mejor, son "ficticios" a tenor de lo indicado en un informe de Intervención.

La frustración que produce no poder decir lo que piensas, debe ser parte del proceso de madurez y en mi caso, síntoma inequívoco de que aún me queda por crecer o que vivo en un mundo de fantasía en el que si actúo de buena fe y acorde a mi moral nada debería salirme mal. Este "mal" es de predisposición genética y parece que no se cura con el tiempo. Al final, parece que ellos, "los mediocres con ínfulas", son los que ganan y a "los mediocres sin más" nos queda el clásico "ajo y agua" o seguir dando tumbos, si eres un mediocre con un plan "b" o tu tonto de baba es totalmente prescincible.

Los buenos modales deberian ser para el que los merezca. Sin embago, lo socialmente aceptado es que seas amable y des un trato correcto a todos, mientras los tontos de baba, como son superiores, pueden permitirse ser bordes porque al fin y al cabo, ellos son mejores que los demás y si no lo ves es porque no eres tonto de baba, lo eres de capirote, de esos que creen que serán capaces de cambiar el mundo.

Como ya he dicho, en mi caso es genético, quizás tú... seas el ombligo del mundo o ¡estés a tiempo de salvarte!

P.D. Todos los ombligos tienen pelusas, luego si eres el del mundo... háztelo mirar... y si te das por aludido, ya sabes aquello de "quien se pica, ajos come".

Jose M. Giraldez Gonzalez

Morón, antesala del cielo

Ya no soy un niño y pocas cosas me sorprenden.- Nací y me crié en Morón y aunque toda mi vida profesional la realicé fuera, durante los últimos siete años, por razones personales y profesionales tuve, como una gran mayoría de nosotros, que emigrar lejos de mi pueblo y desde la distancia, siempre pensaba que Morón era el lugar soñado y querido, la ciudad en la que se podía ser feliz, merecedora de ese "Morón antesala del cielo" que tan bien define el sentimiento de orgullo de sus habitantes.

Morón, una ciudad acogedora, un lugar donde encontrarnos, participativo y protector de sus raices, su cultura y su patrimonio. Un espacio urbano para la gente, donde los servicios públicos esenciales están a disposición de sus ciudadanos, ese Morón real e imaginario en el que la ciudadanía y su Ayuntamiento se encuentran. Una institución digna donde se gestionan los problemas más inmediatos de los vecinos con un enfoque transcendente capaz de solucionar el hoy y diseñar el mañana.

Sin embargo, la realidad es otra bien distinta. Morón necesita de "personas" capaces de construir un proyecto para esta ciudad que promueva el crecimiento económico a la vez que reparta el bienestar; que cuide de las personas, que garantice la igualdad, que se apoye en la diversidad de su gente; que sea solidario con quienes parten con desventaja, que de verdad crea en el medioambiente y la cultura como motor de crecimiento e impulsor de nuestra economía. Morón necesita un nuevo modelo urbano que integre barrios en un proyecto compartido de ciudad, que apoye a quienes están en peor situación y no condene a la exclusión a quienes viven en algunas zonas de nuestro territorio.

Necesitamos que Morón apueste por la innovación para resolver sus problemas de contaminación, de tráfico e incluso de convivencia, a fin de aprovechar nuevas herramientas en busca de nuevas oportunidades para sus vecinos.

Hoy, cuando tanta gente en política reclama el espacio de la indefinición ideológica, siempre pienso que Morón se merece un Alcalde que sea capaz de provocar el diálogo, el consenso y el acuerdo entre su gente en la búsqueda del bien común que nos ilusione y entusiasme y no ese "postureo" para demostrar que es gente corriente con la intención de mostrarse como no es.

Un Alcalde que actúe en lo local con visión global, evitando tanto el "tacticismo" de vía estrecha como la inconsistencia en la argumentación. Que mantenga sus principios y, al mismo tiempo, que tenga la suficiente flexibilidad como para adaptarse a una realidad que, como la actual, está transformándose, todo ello con sencillez y cercanía, y que no necesite recalcarlo porque así será como lo vean sus conciudadanos, esos que de manera frecuente se acercan a su despacho a trasladarle, la mayoría de las veces sin conseguirlo porque casi nunca está, opiniones, sugerencias, quejas y peticiones.

Ahora vivo aquí, en mi pueblo, y aunque siempre ha sido la ciudad abierta, libre e inquieta que me vió nacer, largos años de gobiernos socialistas han cambiado su realidad y han marchitado parte de nuestros sueños, alejándola de aquel estatuto de "antesala del cielo" que le dieron algunos momentos de su historia.

Hoy, sin embargo, esta ciudad inerte, sin esperanza ni ilusión en el futuro, donde la frustación y el pesimismo parece que llegaron para quedarse, reclama de nuevo un proyecto colectivo y solidario, pero es importante recordar que en las pasadas elecciones municipales los moroneros y moroneras que le votaron, le demandaron, entre otras cosas, que fuera capaz de volver a entusiasmarles, cambiando las políticas que hemos visto aplicar durante años.

En su lugar, mi pueblo hoy tiene un Alcalde que, a la vez que se autoproclama "progresista," utiliza el Ayuntamiento de Morón para favorecer su enriquecimiento personal y el de unos pocos, y que sigue cimentando, con su inacción y obediencia servil, pactos con los superiores de su partido ahogando la prosperidad que siempre buscamos la gente de Morón y que piensa que el desarrollo de este pueblo está basado únicamente en promocionar actos deportivos y lúdicos.

Por todo ello, creo que sólo conseguirá entusiasmarnos haciendo realidad el encuentro entre Ciudadanía y Ayuntamiento en un proyecto compartido de mayor bienestar, que sitúe la igualdad en su centro y que se apoye en ese Morón creativo y diverso que vive en nuestras casas y en nuestras calles, trabajando desde la Corporación Municipal para recuperar la identidad de Morón para los moroneros que, al igual que en otros momentos de nuestra historia, ansiamos sentirnos orgullosos de nuestra ciudad, ese espacio al que me refería como "antesala del cielo"

¡¡Salud!!

Jose Manuel Giraldez Gonzalez


Las necesitamos

Escribo porque nadie lo va a hacer. Nadie va a escribir sobre la muerte de una persona digna, sabia, honesta, humilde.

Nadie va a escribir sobre la vida y la muerte de un jornalero, de un campesino andaluz en estos principios de siglo XXI.

Nadie va a explicar la grandeza de alguien con domicilio en la Verea de El Pedernal.

Sin estudios, sin cargo alguno en nada nunca, sin capital apreciable. Nadie lo valorará como referente ciudadano en esta sociedad del currículum, el postureo, el tanto tienes tanto vales. Sin embargo de pocos he aprendido tanto. A estar, a ser. Quizás las cosas más difíciles.

Paco Villalba murió el sábado 9 de enero. Vino del hospital esa misma tarde y murió al poco de llegar a su casa, a su lugar en el mundo.

Sin apenas salir de los pagos por donde vivió, Paco sabía de la vida más que nadie que haya conocido. Al pie de su casilla, veía crecer a su gente, a los que aparecíamos por allí a hablar, a preguntar, a saber qué tal iban las lluvias de otoño, el trigo, el verdeo, las elecciones locales, la sustitución de Obama o lo que se siente cuando no te puedes levantar a cuidar tu huerto. Saberes dichos del modo pausado del que no tiene prisa, del que se guía por la velocidad que marca el transcurrir diario de la Naturaleza.

Algunos le decíamos el Alcalde. Era mucho más. Era elegido diariamente por las personas que le conocíamos para que nos dijera su opinión; era elegido a diario para informarnos; era elegido a diario como consejero de agricultores, economistas, pueblerinos, urbanitas, mujeres y hombres que sabíamos y sabemos algo apenas dicho: Paco Villalba era una persona buena y sabia.

No lo duden y busquen a su "Paco Villalba" antes de que sea tarde. Normalmente será una persona vieja, con vida vivida y sufrida, y con la inteligencia innata que da la búsqueda de la supervivencia.

Esta sociedad necesita más que nunca a este tipo de personas.

Oscar García


"Mero trámite"

Oír hablar de "ingobernabilidad", de "debilidad" o de "inestabilidad" a los políticos españoles evidencia una cuestión clara: que se sienten incapaces de gobernar en cualquier situación que no sea la de una clara mayoría en el Parlamento. En cuarenta años de democracia, todos los gobiernos han dispuesto o de mayorías absolutas, o de pactos alcanzados al principio de la legislatura que aseguraban los votos necesarios para aprobar todo lo que necesitasen aprobar.

El resultado es muy sencillo: gobiernos que se sienten autorizados a hacer prácticamente lo que les dé la gana, a aprobar cualquier ley aunque no vaya en el mejor interés de los ciudadanos, o aunque vaya incluso abiertamente en contra. Gobiernos con mayoría absoluta o con pactos pre-negociados han aprobado las leyes más aberrantes de la historia de nuestra democracia, simplemente "porque podían". En el fondo, llevamos cuarenta años gobernados por mediocres incapaces de hacer política, que únicamente saben actuar cuando tienen mayoría absoluta en un Parlamento convertido en mero trámite – o peor, en teatrillo mediático.

Pero no. El Parlamento no está para hacer teatro y escenificar enfrentamientos. Está para que cada ley tenga que aprobarse convenciendo a los diputados de otros partidos, para que sea necesario negociar, pactar, buscar posiciones intermedias, dialogar, evitar el sectarismo... Es muy posible que eso, para muchos de los representantes de la 'vieja política', sea implanteable. Que no puedan imaginarse haciendo leyes que después tienen que discutirse, en lugar de simplemente ser aprobadas mediante el rodillo, por mero trámite.

Lo que llevamos viendo durante cuarenta años no es política, es una farsa. Sentarse en un escaño para apretar el botón que te han dicho que aprietes (e incluso así, a veces se equivocan). Si no saben hacer política, que lo dejen y que pasen otros que sepan.

Un Parlamento fragmentado no es una amenaza de ingobernabilidad ni de caos, es una oportunidad para que las leyes tengan que aprobarse negociando y convenciendo, en lugar de mediante un mero trámite. Esos meros "trámites", entre otras cosas, son los que han llevado a la política española a la consideración que tiene ahora. A ver si empezamos a entender el significado de la palabra 'política', porque la inmensa mayoría de los políticos que hemos visto hasta ahora en nuestro país ni siquiera merecen ese nombre.

"Instrúyanse, porque necesitaremos de toda su inteligencia;
Conmuévanse, porque necesitaremos todo su entusiasmo;
Organícense, porque necesitaremos de toda su fuerza"
         Antonio Gramsci (1891-1937)

Jose Manuel Giraldez Gonzalez


Incendio en Polígono 'EL RANCHO'

La armonía navideña se ha visto interrumpida este pasado viernes, cuando a esto de la una del mediodía, un traicionero incendio pretendía fastidiar, a hurtadillas, la hilaridad de la ciudad de Morón.

"El Rancho", nuevamente, se ha visto envuelto en llamas y columnas de humo. En esta ocasión, "presumiblemente", una estufa ha sido la detonante de lo que podía haberse convertido en una trágica noticia local.

Pero estas palabras, escritas desde el testimonio vivido en primera persona, han de servir, entre otras motivaciones varias, para reconocer la labor de los servidores públicos, que han compartido sus "ángeles custodios" con la ciudadanía de nuestra localidad.

Hasta tres coches de la Policía Nacional, han acudido al auxilio y la ayuda de todos los vecinos del bloque que ardía en su segunda planta.

Sin cascos, sin botellas de oxígeno, sin mangueras, sin más medios contraincendios que unos extintores destinados para pequeños fuegos, seis valientes agentes, han puesto en peligro sus vidas de manera ejemplar, pensando siempre primero en sus vecinos, en esos ciudadanos que perdían sus escasas pertenencias, su paz, sus mascotas y, de no ser por la policía, incluso sus propias vidas.

Sin duda, una historia con final feliz, como se merecen las fiestas que nos acompañan.

No quiero pecar de entusiasta, pues dos familias esta misma noche no tendrán dónde dormir. Me erijo, atrevidamente, como simple portavoz de una sencilla verdad y solo quiero dar a cada uno, lo que creo que en derecho y en acción, es suyo.

Amigos y vecinos, nuevamente y para terminar, quisiera reiterar mis gracias y las de otras varias personas, a unos ángeles azules que han estado a nuestro lado, en el momento justo, cuando más los necesitábamos, demostrando su gran preparación, vocación y profesionalidad.

Asimismo quisiera hacer extensible el agradecimiento a la policía local, a los bomberos, escasos pero igual de valientes, y a los servicios médicos, que como pudieron, ayudaron a subsanar un episodio desafortunado como el que os describo.

A todos, desde el corazón, gracias.


La economia se basa en el conocimiento

Comparto esta reflexión y lo hago por dos razones. La primera porque creo que la gente que vive en Morón se merece una explicación clara sobre la situación económica del ayuntamiento y sobre el destino de los impuestos municipales.

Y la segunda, mucho más importante, tiene que ver con la cultura y el conocimiento, poniendolos en valor como bien básico para tener una vida digna y como práctica necesaria para crear una comunidad de personas capaces de colaborar, empatizar, ponerse en el lugar del otro y construir en común.

La cultura y el conocimiento, ese bien infradotado y maltratado como posibilidad para mejorar como persona, como instrumento para ser capaz de gestionar, en colaboración, la economía de un ayuntamiento.

Porque el conocimiento, junto con la educación, dota a las personas de un tesoro; la capacidad de comprensión, la necesaria libertad y flexibilidad mental como para mirar la realidad con una perspectiva ámplia donde se contemplen todas las diferencias, todas las personas, todas las posibilidades.

Esto es algo que desconoce el Sr. (por no arrebatarle el título, aunque debería ganárselo sin recurrir a la ofensa y la mentira diaria) Antonio Rodríguez (Rodri), Concejal de Hacienda del PSOE en el ayuntamiento de Morón. Lo desconoce cuando alega: "el problema es que es difícil "dialogar" con la oposición porque como no entienden es necesario explicárselo todo" y que "lo único que pretenden es paralizar la actividad del ayuntamiento".

Y lo hace con la intención de denigrar, no la tarea de los concejales opositores, sino a la propia persona que la ejerce. Incluso lo hace con algún medio de comunicación local que se atreve a criticar su gestión (Diario de Morón), insultando a sus lectores de forma velada llamándolos "tontos manipulados", cuando en realidad lo que transmite con su prepotencia y arrogancia es su propio desconocimiento, incapacidad e incompetencia para gestionar el área económica de un ayuntamiento.

Hoy nos desayunamos con la noticia de que el equipo de gobierno rechaza una sugerencia del grupo Ama Morón para que se provisionara en los presupuestos de 2015 (sí, en noviembre todavía no están los presupuestos aprobados) la devolución de la subida y cobro de impuestos del año 2014 y que fue declarada ilegal mediante sentencia firme del TSJA, alegando que dicha sentencia no obliga a la devolución de las cantidades indebidamente cobradas y que "el ayuntamiento cumple escrupulosamente con la legalidad", acogiéndose al literal de la sentencia, pero "olvidando" el prejuicio causado a los vecinos.

La inteligencia es incompatible con decir estupideces, si hay una sentencia que declara ilegal un acto, es lógico y justo que se proceda al reintegro de las cantidades a quienes lo han pagado, ¿o no?

Por todas estas razones y algunas más (demanda de acoso aplazada pendiente de "acuerdo económico", que de producirse dejaría bien retratados a ambas partes), el Sr. Antonio Rodríguez (Rodri) debería dimitir. Pero no lo hará, primero porque le falta valentía y dignidad para hacerlo y sengundo, porque es prisionero de su nómina y le importa un "pepino" traicionar su supuesta ideología y mucho menos la confianza de los que un día lo pusieron en el cargo.

Es una pena que una persona de este nivel se ocupe de la economía municipal. Porque, si lo importante, como este Sr. mantiene, aunque yo lo dudo, no es entender de cifras, cálculos, diagramas de futuras previsiones económicas... sí que lo es, y mucho, que entienda el efecto que tiene la economía en la vida diaria de las personas, que sea capaz de ponerse en su piel y que tenga la "capacidad suficiente para escuchar y trabajar en colaboración con las personas" que sí que entienden de cifras, cálculos y previsiones.

Por ayuntamiento digno y de calidad en nuestro pueblo.

José Manuel Giráldez González


EL porvenir

Este ejercicio y el artículo que ahora escribo vienen a colación del artículo escrito en el periódico local "La Crónica" del 3 de Julio de 2015, con el título "Los moronenses han elegido estabilidad frente a obstrucción" y firmado por Francisco Mena, y lo envío a este medio por carecer La Crónica del espacio "Cartas al Director" donde poder ejercer mi derecho a réplica.

En dicho artículo se hace un análisis de la campaña electoral de este 2015 y de sus resultados, y voy a permitirme hacer aquí un análisis del mismo, más o menos pormenorizado, pues creo que no tiene desperdicio.

Empezando por el título "Los moronenses han elegido estabilidad frente a obstrucción" comienza asegurando que el PSOE representa "estabilidad" y que AMA-Morón representa "obstrucción", como luego desarrolla más ampliamente e intentando dejar clara la idea de que han sido infructuosos todos los esfuerzos de AMA-Morón, pues el pueblo es sabio y ha elegido la "estabilidad".

Esta "estabilidad" de la que habla, la define el mismo: "La victoria clara y rotunda del PSOE, con mayoría absoluta, en una situación de crisis económica general, con una deuda en el Ayuntamiento de Morón superior a los cuarenta millones de euros y con casi cuatro mil parados en la ciudad, supone un respaldo excepcional, en los tiempos que corren, al trabajo realizado por el equipo de gobierno y prueban su sintonía con los ciudadanos".

Me gustaría que explicase este concepto de "estabilidad", pues si se conocieran los datos reales de la deuda del Ayuntamiento tras la gestión realizada por el equipo de gobierno en la pasada legislatura (que por cierto, se han solicitado en repetidas ocasiones y a día de hoy no se han dado a conocer aún a los ciudadanos), quizás ese concepto de "estabilidad" podría empezar a ser algo inestable. En cuanto al "respaldo excepcional al trabajo realizado por el equipo de gobierno" , quiero recordar que AMA-Morón obtuvo un incremento del 47,79% respecto a las anteriores elecciones(+ 908 votos) y que el señor Mena califica como "escasa subida", mientras el PSOE sufrió una pérdida del 4,99 % (- 326 votos).

AMA-Morón y sus hooligans, los que confundimos "los deseos con la realidad", solo deseamos que la realidad sea clara y transparente, que los ciudadanos conozcan y no se les oculte esa cruda realidad de una deuda que, como decía anteriormente, aún desconocemos. También deseamos en la legislatura anterior que esa deuda fuera auditada, para saber que parte era legítima y cual no, lo cual no conseguimos por la nula colaboración de un partido, el PSOE, que debiera haber asumido como suya esa tarea. Y no es necesaria una gran batalla para convencer a los moronenses de que el PSOE es igual al PP, pues si se preguntara a ese porcentaje de abstención del 45,6 % sobre el por qué de esa abstención, seguramente aclararía mucho el panorama, pues entre ambos partidos os habéis encargado de que los ciudadanos piensen que su voto no tiene valor alguno, pues a posteriori de las elecciones habéis hecho con esos votos lo que os ha dado la gana. ¿O va a decirnos ahora que la culpa de dicha abstención la tiene AMA-Morón? La tienen las políticas que tanto PSOE como PP, tanto monta, monta tanto, han llevado a cabo desde la instauración de la democracia en este país, y que ambos partidos han interpretado como un instrumento para enriquecimientos personales y creación de redes clientelares con enchufismos y favores captadores de votos, aparte transfuguismos de lo que en un pasado fueron partidos de izquierda a partidos "social-demócratas más moderados". De esto sabe bastante el Sr. Mena en su viaje desde IU hasta el PSOE pasando por Nueva Izquierda.

Trabajando en los últimos años como asesor del Alcalde, ha cobrado 14 pagas anuales de 2.240,9 €, por asesorarle que escondiera debajo de las alfombras las corrupciones del clan Morilla, ya los vecinos las pagarían con subidas injustas de impuestos. Y asesorando que se tiraran ilegalmente a la papelera las reclamaciones de los vecinos contra esas subidas. Y asesorando la aprobación de presupuestos de manera inconstitucional. Y asesorando que se escondiera debajo de las alfombras los informes que impedían la destrucción de nuestra Sierra en los próximos 30 años. Pero nunca asesoró al Alcalde de que la responsabilidad ante la justicia por decisiones injustas será del Alcalde, porque Paco Mena nunca firmó resoluciones injustas e ilegales, sólo hizo tareas de asesoramiento.

Sobre el tema de la campaña realizada por AMA-Morón, con "obstruccionismo, insultos, amenazas y denuncias, una de las campañas más broncas y más sucias", decirle a los ciudadanos la verdad de lo que ocurre y ha ocurrido en nuestro Ayuntamiento no merece esos calificativos, y más cuando AMA-Morón ha contado con el aval de decisiones judiciales de por medio que nos han dado la razón, esto es lo que Vd. llama obstruccionismo. Ya no se pueden subir impuestos por decreto, Sr. Mena, ha de tenerse en cuenta las reclamaciones que hacen los ciudadanos, y esto ustedes ni lo soportan ni lo perdonan, de ahí su berrinche. Lo de los insultos y amenazas es directamente mentira, y denuncias todas las que AMA-Morón crea oportunas cuando algo no se esté haciendo bien.

En cuanto a su despectivo comentario de que nuestro papel en la próxima legislatura "se verá reducido a representar al Pepito Grillo del cuento" nada más lejos de la realidad, aunque el comentario ya de por sí refleja sus convicciones democráticas, pues aunque al final de su artículo escribe una larga perorata sobre "aunar esfuerzos", "desembocar en un gran pacto por Morón", etc., etc., con este comentario queda claro que el uso de la mayoría absoluta será la tónica política reinante en el futuro. No obstante las trabas que ya hay puestas a la labor política de la oposición, AMA-Morón ejercerá ésta con el mismo talante con que lo hizo la anterior legislatura, pues lo hacemos desde la convicción de que es necesario un cambio político acorde con los vientos que corren en todo el país.

Porvenir: Situación futura en la vida de una persona, de una empresa, de un pueblo, etc. (R.A.E.)

El porvenir es esa palabra mágica que significa algo que todo el mundo quisiera conocer, pero que, por desgracia, nadie conoce. Entre sus seguidores están los adivinos de bola de cristal, que aciertan por cierto en muy escasas ocasiones, y otros que lo predicen en base a datos o antecedentes que indudablemente aumentan sus probabilidades de acierto, con lo cual voy a intentar encuadrarme en éste último grupo para hacer este ejercicio de adivinación del porvenir o de lo que pasará justamente en Mayo de 2019.

Lo que pienso que será la realidad moronera en Mayo de 2019 tras el gobierno con mayoría absoluta del PSOE, y que, si aún estamos vivos, me comprometo a rectificar públicamente caso de haberme equivocado será:

- No se habrá construido ni habrá proyecto siquiera del Hospital Comarcal.

- Las comunicaciones con el exterior habrán empeorado.

- La deuda del Ayuntamiento se habrá incrementado notablemente.

- El Castillo seguirá olvidado.

- Los impuestos habrán subido desorbitadamente.

- El paro seguirá subiendo como hasta ahora por falta de inversiones e iniciativas.

- Morón habrá perdido servicios sanitarios y educativos.

- Nuestra Sierra seguirá sin que se acometa ningún plan de restauración, aunque la justicia tendrá que decir algo al respecto.

Espero estar equivocado en mis predicciones, pues no es para nada lo que deseo para mi pueblo, y ojalá que estos cuatro años que nos quedan por delante sirvan para que la ciudadanía que ha ejercido su derecho a la abstención vea la necesidad de la participación en la política y pierda el miedo, sufriendo este periodo de "estabilidad" que, según el Sr. Mena, el pueblo ha elegido.

Pedro Parreño


R. Asistencial Morón: más de un año de lucha por los derechos y la dignidad

Desde hace año y medio las trabajadoras del centro "Residencia Asistencial Morón", hartas de numerosos atrasos en el pagos de salarios y desmanes despóticos con los turnos y el trato por parte de la dirección, deciden poner fin a la situación y organizar su comité de empresa para reivindicar en condiciones su derechos. La respuesta de la gerencia del centro no se hizo esperar. Inició una campaña de acoso discrecional contra la plantilla, haciendo especial hincapié en aquellas personas que habían dejado clara su intención de poner freno a lo que a todas luces no se podía consentir más tiempo. Se sucedieron chantajes, intentos de sobornos para crear división, cambios de turnos arbitrarios destinados a molestar intencionadamente al personal, etc. Se impusieron niveles de "productividad" de manera caprichosa, de forma que se llegaba a poner en peligro por parte de la dirección la calidad de las tareas; una trabajadora represaliada comentaba que en 1 hora tenía que asear a cuatro residentes y hacer las camas, tratándose en algunos casos de personas mayores que debían ser atendidas mediante el uso de grúas. En estas primeras reacciones despidieron al cocinero, que se encuentra a día de hoy pendiente de juicio, y a otras 3 trabajadoras, que son embaucadas y firman un despido "negociado" bajo presión. Prueba de la atmósfera de terror que se vive en la plantilla es que en una plantilla de poco más de 20 personas hay 2 que están de baja por depresión.

Días antes a la celebración de las votaciones de representación sindical, a principios de 2014, la empresa despide a 2 trabajadoras para impedir que gane la representación dispuesta a encauzar las demandas laborales de la plantilla. A los pocos días despide otras 3 y en pocas semanas se suceden otros 5 despidos, por motivos supuestamente "objetivos".

Lucha abierta, el SAT en la "briega"

La situación no deja otra salida a las trabajadoras que organizarse para movilizarse de forma contundente contra los despidos y seguir reclamando unas condiciones laborales justas. En septiembre, la gerencia se compromete ante el SAT, sindicato que está acompañando en todo momento en la lucha, a reincorporar a 5 despedidas, no así a las 3 primeras alegando que había pasado el plazo de readmisión (!?) y a respetar escrupulosamente el convenio de la empresa. También se compromete a elaborar los cuadrantes de turnos teniendo en cuenta la opinión de la plantilla. Desde el primer día se demostró que todo fue una gran mentira con un alto grado de cinismo: el pacto no fue respetado ya demás de que se seguían adeudando las cantidades atrasadas, la elaboración de los turnos se continuó usando de manera torticera para provocar el máximo desbarajuste personal a las trabajadoras. Para colmo el 7 de noviembre de nuevo la empresa pasa a la ofensiva, y despide a 3 trabajadoras.

Desde entonces el colectivo, junto a los inseparables compañeros del SAT, ha convocado varias acciones de protestas además de concentraciones continuas a las puertas del centro de trabajo, que ha logrado reunir numerosas muestras de apoyo en el pueblo.

El empresario no ha cesado en sus ataques, llegando a contar a día de hoy con 15 despidos, lo cuales todos deben anularse ya que o se han hecho bajo coacción (3) o han sido efectuados por motivos "objetivos" falsos, ya que se ha incorporado a nuevo personal para sustituir a la plantilla represaliada. Por otra parte el empresario ha puesto en marcha una estrategia descarada de división entre trabajadores, enfrentando a los que ha despedido con los que ha contratado para efectuar la sustitución. Hay que frenar de manera contundente este intento de mermar las fuerzas de quienes sólo luchan por los derechos legalmente reconocidos y la dignidad en los puestos de trabajo. Las trabajadoras despedidas están demandando en justicia lo que les corresponde: la reincorporación a sus puestos y cobro de atrasos. Además están exigiendo que se amplíe la plantilla para efectuar las tareas de atención a los residentes con los medios oportunos y que se constituya una bolsa con las nuevas incorporaciones para suplir vacaciones y bajas.

Connivencia de la junta de Andalucía

Un aspecto escandaloso de este conflicto, creado unilateralmente por parte de la empresa en aras de maximizar sus ganancias a costa de la plantilla, es que la empresa goza de un convenio con la Junta de Andalucía por el cual recibe al mes miles de euros para compensar las cuotas reducidas de los ancianos residentes. Esto significa que la Junta está consintiendo con sus aportaciones el atropello de la legislación laboral más básica (acoso, persecución sindical, amenazas, etc...). Muchos piensan, no sin suficientes elementos racionales, que este empresario debe contar con algún tipo de apoyo desde el ámbito "institucional" que hace la vista gorda. Quizás en algún momento esto salga a la luz.

Extender la lucha, solidaridad activa

En cualquier caso las trabajadoras siguen dispuestas a la lucha y además de la vía judicial liderada por el equipo jurídico del SAT, van a extender el conflicto a todo el pueblo.

Se está implicando a todo el tejido asociativo, denunciando la libertad con la que se están cometiendo estas injusticias, tratándose además de dinero público. A este respecto hay que señalar que muy probablemente, el margen de beneficio de los empresarios coincida con lo que viene de la Administración, atreviéndose a no pagar a tiempo los sueldos a quienes realizan todo el trabajo, y, cuando paga, a hacerlo por debajo de convenio.

El pasado 27 de mayo hubo un reunión inicial en la que participaron más de 50 personas representantes de asociaciones de vecinos, partidos y otros colectivos y plataformas, además de personas a título individual. Ahí las compañeras represaliadas han pedido solidaridad activa para organizar una gran movilización el 11 de junio, que recorrerá las calles de Morón para denunciar el conflicto y exigir acciones inmediatas y concretas para acabar con esta situación que es inasumible para ellas y para un pueblo que soporta tanto paro y emigración.

A continuación dejamos la plataforma reivindicativa elaborada por el colectivo, donde dejan claras sus demandas irrenunciables.

Plataforma reivindicativa

La plantilla represaliada por reivindicar nuestros derechos en la Residencia Asistencial Morón exigimos los siguientes puntos para poner fin a este conflicto que nos afecta directamente a nosotras e indirectamente al resto de trabajadores y ciudadanos, teniendo en cuenta que el atropello a nuestros derechos se está haciendo con dinero público de la Junta de Andalucía:

1. Readmisión inmediata a los puestos de trabajo.

2. Abono inmediato de todos los pagos pendientes.

3. Creación de una bolsa de contratación para cubrir bajas y permisos, conformada por el personal que se ha incorporado para sustituir a las represaliadas/os.

4. Ampliación de puestos de trabajo para llevar a cabo con calidad las labores de cuidado de los ancianos que son la primera prioridad.

5. Respeto escrupuloso a nuestro Convenio.

Si estas reivindicaciones no son aceptadas o, una vez negociadas se da un sólo quebranto de responsabilidades, exigiremos que la Junta retire la adjudicación de contrato de gestión y emplee el dinero público en reubicar a los residentes y personal laboral a la Residencia de gestión Municipal, en la que hay plazas vacías.

Juan García López



Carta de una intolerancia:

El pasado día 10 de octubre de 2014, se celebró una comida homenaje de despedida de su jubilación a la compañera de trabajo del Excmo. Ayto. de Morón, Conchi Olmo, persona entrañable, trabajadora profesional incansable, sin un mal gesto y ni una fea palabra, siempre dispuesta a ofrecer sus servicios a los compañeros y ciudadanos avalados por sus 42 años de servicio intachable.

Aquí, este sindicato, representado por este que suscribe, critica la apatía, dejadez, desidia e incompetencia ante la ausencia notoria de ningún representante del equipo de Gobierno actual.

En un momento memorable de la vida de Conchi, la cual, repito, ha dejado su vida en el Excmo. Ayto. De Morón al servicio de todos, teniendo además que señalar y hacer hincapié en el impago de la gratificación o premio supuesta mente recogido en el convenio del personal laboral, y a cuyos sindicatos correspondientes nos dirigimos al competer a Comité de Empresa Personal Laboral, para que asuma su responsabilidad y luchen por el derecho de los trabajadores.

No soy yo quién para dar clases, pero es un hecho que puntualmente se ha hecho con todos los trabajadores que se han ido jubilando y que sería una pena y una vergüenza a esta mujer no se le reconozca en su dilatada y vocacional trayectoria humana y profesional.

El abrazo y reconocimiento de este sindicato al que represento.

SPPME-A, sección Morón
Su presidente


Morón y la unidad popular

Hace unas semanas, y al calor de la aprobación por AMA, IU y PSOE de una moción en la que se pide a los partidos políticos que no incluyan en sus listas a personas relacionadas con casos de corrupción, Óscar García Jurado fue salpicado por la polémica.

Moción contra la corrupción política

De una manera clara la "lucha contra la corrupción política" es el centro de esta moción. En mi modesta opinión no se puede equiparar al caso que afecta a Óscar a lo que pretende censurar la moción, y desde luego me parece un dislate señalarlo como corrupto urbanístico.

Todos sabemos qué es corrupción política. Nos referimos a individuos que han llegado a ocupar algún cargo de responsabilidad y aprovechándose de esto cometen actos ilegales en su beneficio propio, normalmente en complot con gente con capacidad para corromper o simplemente mirar interesadamente para otro lado. De forma inevitable cuando pensamos en corrupción pensamos en la Gürtel, Bárcenas, los escándalos de los ERE y formación en Andalucía, las tarjetas de Bankia, etc y otros bien conocidos a nivel local como los protagonizados por nuestro anterior señor alcalde del PP, Manuel Morilla y amigos varios.

Todos ellos son casos en los que las personas y las organizaciones involucradas han puesto a su servicio todos los mecanismos necesarios para, sin límites de escrúpulos, apropiarse de forma mafiosa de cientos de miles y millones de euros; véase el caso de los fondos para desempleados (¿se puede ser más traidor y caradura?) de la Junta de Andalucía. Que esto sea posible muestra de forma clara la naturaleza del sistema en el que vivimos, que en sí mismo se basa en el robo, la corrupción y el tráfico de influencias. Si fuera de otro modo, estos fenómenos serían casos raros, pero estamos ante un sádico espectáculo generalizado por todo el cuerpo político del Estado, empe-zando evidentemente por su cabeza, la Familia Real.

El caso en cuestión y la supuesta contradicción

Pero volviendo al caso de Óscar, aunque se demuestre que se ha cometido algún error administrativo o descuido, estamos hablando de algo muy distinto y por lo tanto no hay contradicción con la moción aprobada.

Se trata de un caso iniciado con una clara intención de persecución política por parte del PP, en la persona del hijo de Morilla cuando era concejal de urbanismo. Es un tema administrativo con el que desde la derecha más rancia se intentó frenar acciones que se iniciaron contra presuntas irregularidades realizadas desde dentro del propio ayuntamiento. En ningún caso ha habido trato de favor, ni uso de una posición privilegiada, ni ninguna corruptela, sino todo lo contrario, persecución por parte de quienes ostentaban el poder hacia una persona señalada de la izquierda local que merece nuestro apoyo.

Es más que escandaloso que sea la derecha de forma extremadamente hipócrita, precisamente la derecha de este país, la que use cualquier asunto que afecta a compañeros comprometidos con la lucha por transformar la socie-dad para descalificarlos mediante la mezcla torticera con los escándalos que nos azotan diariamente, y de los cuales son autores directos. No obstante con el nivel de cinismo al que llegan, me parece normal que lo hagan. En el fondo no tienen mucho más para aportar a la sociedad.

Pero como integrante de un movimiento por su naturaleza comprometido desde su mismo nacimiento con la unidad de la izquierda, me parece que no aporta nada positivo que desde las filas de los luchadores se haga tabla rasa mezclando casos. Con ello se contribuye al conocido "todos son iguales" (aunque no tenga nada que ver con la corrupción política) y se desvía la atención del principal objetivo que es desbancar a la derecha y cualquier atisbo de ataque contra nuestra clase, venga de donde venga y las practique quien las practique, sea por imperativo legal de la Troika o del PP. De ningún modo está justificado entrar en el terreno personal que, además de lo dicho antes, resultan nefastos para nuestra causa porque lo único que genera entre nosotros es desconfianza y desunión. Se hace necesario revertir esta dinámica y tender puentes entre los que tenemos posiciones políticas coincidentes, en vez de quemarlos.

La lucha y la unidad popular

Afortunadamente para nuestra lucha, el 2011 inauguró un nuevo ciclo en la movilización social. Estamos ante una explosión de las luchas por todos los rincones: ahí están las mareas, las luchas obreras, las marchas de la digni-dad... Todas señalando el camino de la unidad en la lucha, en torno a un hartazgo ya insoportable y al deseo de empezar a construir otro modelo de sociedad. Y lo que es más importante, por primera vez en muchos años en buena parte de país se percibe que esto es posible, como han empezado a hacer nuestros vecinos de Grecia nada más llegar al poder con los decretos de atención a la emergencia social, a pesar del acoso del que están siendo víctimas por el conjunto de los gobiernos capitalistas europeos.

Es necesario que desde los pueblos y ciudades, desde abajo, todas nuestras energías y estrategias se centren en juntar fuerzas para organizar del mejor modo la movilización y apuntalar los cambios políticos que se darán. Sin la menor duda esto debe concretarse en la unidad de las organizaciones que el movimiento obrero y asociativo ha sido capaz de establecer a lo largo de años por todo el territorio, y Morón no es una excepción. El interés de los partidos, y especialmente los de sus dirigentes, deben someterse a esta necesidad. Esta es la posición del compa-ñero Alberto Garzón de IU en general y en particular para los próximos comicios, con la que me identifico plena-mente. Repito que Morón no debería ser excepción en todo esto.

Ha llegado el momento, la verdadera oportunidad histórica, de que en base a la unión podamos disputar el poder a los de siempre y empezar a hacer una política distinta de verdad orientada no a gestionar mejor la miseria sino a superar el marco actual del modelo de sociedad que da lugar a la corrupción, el paro, la miseria, los desahucios y todos los males (incluidas enfermedades mortales) a los que se nos está sometiendo al conjunto de la población que sólo tenemos nuestras manos y nuestra cabeza para mantenernos. Es evidente que esta superación-ruptura, sólo podemos articularla desde la movilización y la lucha en las calles, desde las huelgas contra los abusos, desde la defensa de lo que tanto costó a otra generación conquistar y desde el firme propósito de pasar a la ofensiva ya.

No podemos renunciar a aprovechar la fuerza e ilusión que está demostrando la calle. Seamos realistas, ¡es hora de juntar los caminos y hacer posible el cambio!. Hagámoslo.

Juan García López • Afiliado IU-Morón


¿Cuándo finalizará este crucero de corrupción del que somos pasajeros?

Son muchas las personas con las que he conversado sobre temas políticos y la gran mayoría de ellos, aunque con distintos matices, coincidimos en algo "la políticaestá corrompida".

Es triste que cada día se escuche una nueva noticia de corrupción o un escándalo político, pero más triste e indignante aun es que quienes votamos en las urnas para que defendiesen nuestros intereses, no hagan nada por solucionarlo. Tras otros cuatro años de esperanza, el interminable bipartidismo español de la izquierda y la derecha siempre vuelve a triunfar, como si a los votantes les importase un comino lo que hagan con sus vidas. Y pasadas las elecciones todos volvemos a caer en la misma reflexión, si nadie los iba a votar, si nadie estaba de acuerdo con sus políticas, ¿cómo es que han vuelto a salir?

Estas frases muestran el poder de la ciencia política, la perfección de las técnicas de control de masas, el poder del dinero y la carencia de valores que esta casta política ha provocado en la población española.

Hasta la persona más ignorante de nuestro país es consciente de que España se ha convertido en un juego de tramposos, en un enfermo crónico, en una urbanización en venta, o lo que es peor en un país sin identidad. Cada día se publican leyes y más leyes intentando solucionar los grandes problemas, pero no hay Derecho que pueda combatir tal carencia de valores, pues toda ley no deja de ser una tabla inflexible que si no es interpretada conforme a unos valores rígidos y consolidados nunca podrá sobrepasar la barrera del fracaso, pues su interpretación variará tal como varía la Bolsa y la probabilidad de que cumpla el cometido real para el que fue diseñada es muy baja.

¿Cómo podemos combatir esta lacra social? Es tan fácil, pero a la vez tan difícil. Los dos grandes partidos españoles han creado una infraestructura blindada a la que es difícil acceder, un gran pacto de sucesión, que les asegura la vuelta incondicionada al poder, lo cual les proporciona una relajación que les lleva incluso a permitirse el lujo de tomar medidas contrarias al sentir popular.
Pero, ¿se han pensado que pasaría si estos dos grandes partidos se levantasen mañana con la noticia de que nadie los va a votar? Muy probablemente cundiría el pánico allá en las altas esferas, pues se pondría en jaque el chollo de ricos y políticos. Esa simple forma de pensar tan difícil de llevar a cabo cambiaría la forma de hacer política, la forma de gobernar, pues se gobernaría por y para el pueblo, ya que ningún político tendría garantizado su trono de por vida.

El bipartidismo ha creado el miedo a lo desconocido, sigue viviendo de la ya sin sentido izquierda y derecha, manipula los medios de comunicación, sólo gobierna para la banca y los empresarios y ha dado lugar a una crisis de valores mucho más difícil de superar que la crisis económica.

Si de la forma de hacer política depende nuestro futuro, nuestra seguridad, salud o libertad, ¿qué pasaría si cada persona dedicásemos en las próximas elecciones un par de horas en interesarnos por las diferentes alternativas políticas al bipartidismo? Seguramente con sólo dos horas de investigación a través de las redes sociales cambiaríamos el rumbo de la política y quién sabe si también de nuestras vidas.

Juan Pablo Jiménez


Todos no son iguales

Señor director
Después de leer un artículo de Antonio J. Escobar en su periódico quisiera utilizar este espacio para decirle al autor que todos no somos iguales, digo todos porque me considero del PP. Aun no siendo militante, aunque no me falten las propuestas para serlo.

Lo primero quería señalar mí rechazo al señor, o lo que sea, por el comentario que ha realizado, y que se le debería de caerle la cara de vergüenza. Nadie debería de haber sido asesinado, y cuando digo nadie es nadie de ningún bando. Ni rojos ni azules que por desgracia hay de los dos bandos cuando no debería de haber ni un solo muerto. Por desgracia hubo de los dos bandos injustamente, unos por ser rojos o supuestos rojos y otros por ser de derechas o supuestos de derechas. No quisiera que me tomase el señor Escobar y los lectores a mal pero creo que debemos de dejar de echarnos en cara tantas cosas de y tú más como los políticos, aunque como veo que usted es político quizás sea por eso que escribió este articulo , ni mucho menos quisiera ofender a usted ni a los lectores de este magnífico periódico con mi humilde comentario, pero creo que a individuos como ese que no es ni de este pueblo, cuanto menos cuentas se le eche mejor y como se suele decir, a palabras necias oídos sordos.

Con todo esto no quiero ofender a la memoria histórica porque si no sabemos quienes fuimos no sabremos quienes somos, pero decir que ya está bien de que cada vez que salga un energúmeno de estos diciendo pamplinas echarle cuentas. Quisiera pedirle a usted y a todos los políticos que se concentraran en problemas más cercanos de nuestro pueblo y dejar a los energúmenos de fuera que dicen pamplinas .Todavía no he escuchado nada sobre lo publicado en El Mundo y este periódico del sindicato UGT y una empresa de Morón, la cual su administrador, según la información, es concejal de esta localidad.

Sin haber querido ofender, pido disculpas si alguien se sintió ofendido, pido perdón por ello, pero creo que la realidad de nuestro pueblo es otra más importante que un energúmeno de fuera diga pamplinas y tonterías y pido el mayor de los respetos a todas las victimas asesinadas del bando que fuese, y quisiera que nuestros políticos se preocuparan de cosas más importantes, desde mi humilde punto de vista como por ejemplo que cobren puntualmente las mujeres de APRONI, que se haga algo para bajar el paro en este pueblo ,me refiero algo a que se instalen empresas para crear puestos de trabajo aquí en morón no a medidas de darle migajas a las personas como contratos de media jornada por un solo mes como si eso fuese solución, por lo que ruego se pongan a ello.

Gracias por leer esta carta, pero insisto en que todos no somos iguales.

Juan Martín Martín


Al señor Presidente de la Junta de Andalucía

Señor Presidente de la Junta de Andalucía, le escribo desde la serranía suroeste de Sevilla mientras contemplo el desastre que nos ha acarreado la codicia de algunos hombres. Si se asoma usted a la azotea del palacio de San Telmo, adivinará en el horizonte un macizo rocoso de la mejor cal del mundo, la Sierra de Esparteros, junto a Morón de la Frontera, mi pueblo. Poco a poco, dentellada a dentellada, la avaricia de unos pocos nos está robando el paisaje, la riqueza natural que, en tiempos no tan lejanos, fue un bien comunal muy provechoso para los vecinos de Morón, que convivieron durante siglos en armonía con la naturaleza. Generaciones enteras de braceros, de yegüeros, de caleros han vivido de la cal de la sierra, han bebido de sus aguas, han disfrutado de sus plantas y animales salvajes y han llenado sus miradas de un horizonte irrepetible.

Si usted dirige hoy día una mirada atenta hacia el amanecer, verá con nosotros que nos la están descarnando concienzudamente y, si nadie lo impide, cegarán el acuífero que discurre inquieto por sus entrañas y del que bebemos en Morón y en las aldeas cercanas de Guadaíra y Caleras de la Sierra. Pero, si deja que el corazón le guíe, quizás se contagie usted de la melancolía y de la rabia que nos invade a los moronenses y se anime a dar órdenes para que se pare definitivamente este desmán que hará desaparecer una parte vital de nuestra identidad moronera y del patrimonio común de los andaluces.

Saludos.
Gabriel Giráldez – Moron de la Frontera (Sevilla)


"Democracia post mortem en Morón"

Cuando hace dos meses asistí al funeral de un familiar en el tanatorio de Morón de la Frontera (Sevilla) –regentado por la empresa Memora-, creí por unos momentos que, por un extraño hechizo, habíamos vuelto 40 años atrás en el tiempo, antes de que la democracia apareciera en nuestro país. Me encontraba en el vestíbulo-pasillo de este establecimiento compartiendo unas palabras de despedida a este familiar con los más de 200 amigos y familiares que le acompañábamos. Él había sido una persona maravillosa y comprometida, pero se daba la circunstancia de que –al igual que otros muchos- no era creyente, por lo que dejó especificado que no quería que se celebrara ninguna misa en su funeral. Por esta razón, no se nos permitió reunirnos en la sala común allí existente –polivalente en otros tanatorios-, reservada en Morón exclusivamente para funerales católicos, lo que nos obligó a amontonarnos de pie –personas mayores incluidas- en una especie de asamblea universitaria de la época dictatorial; y todo esto, mientras la amplia sala comunitaria estaba desocupada.

Con independencia del aroma rememorativo de aquellos tiempos juveniles que ese acto pudo tener para algunos, me parece absolutamente injustificable que, en pleno siglo XXI y en un país aconfesional, el único tanatorio existente en un pueblo tan importante como Morón, y que desempeña un servicio público tan importante –en este caso con monopolio en el pueblo-, no permita el uso de esta sala a personas de cualquier creencia religiosa. Esta incomprensible y desfasada medida, además de atentar contra nuestros derechos y libertades fundamentales (recogidos entre otros en los art. 14 y 16 de la Constitución), crea un injusto agravio comparativo a los moronenses en relación a la mayoría de poblaciones colindantes de similares características que sí disponen de este servicio (por citar sólo algunas que he podido comprobar en la web de Memora: Osuna, Arahal, Alcalá de Guadaira,..). Y mientras se siga aplicando en el tanatorio de Morón este retrógrado criterio, me hago la siguiente pregunta: ¿tendrán que realizar los moronenses no católicos –una vez fallecidos- una última y triste emigración a otros pueblos colindantes para poner tener una despedida más libre y democrática?

Y lo más grave es que este problema podría tener una solución inmediata y sin costo económico, y está al alcance de la concesionaria de este servicio. Bastaría con eliminar temporalmente los símbolos religiosos católicos de la sala común, en los casos en los que el fallecido no profesara esa religión, convirtiéndola así en lo que supongo que sería en su origen: una sala polivalente multiconfesional. De esta manera, todos los fallecidos de Morón, con independencia de su creencia religiosa, podrían ser despedidos por sus familiares y amigos en igualdad de condiciones, contribuyendo con ello a que descansen en paz en su tierra.

Confiando en que consideren justo y razonable lo expuesto y adopten lo antes posible la medida propuesta, quedo a la espera de sus noticias. Aunque esta medida llegue tarde para mi cuñado, él estará contento de que, al menos, pueda aplicarse a los que vengan detrás.

Álvaro Gómez Pérez


Aquí no hay quien duerma

Dicen en Morón que La Alameda es un buen sitio para vivir. Lo era. Desde hace ya bastantes años, y creciendo a un ritmo vertiginoso, se están instalando unos vecinos llamados decibelios que nos hacen los días, y sobre todo las noches, realmente insoportables.

En invierno se reduce a los fines de semana, pero cuando llega el buen tiempo, la gran cantidad de ruidos que sufrimos los vecinos se extiende a todos los días. Cuando uno viene a vivir aquí es consciente de las molestias de la feria, e intenta adaptarse a ella lo mejor que puede, por ejemplo, acostándose tarde y bien borracho, así no te enteras de nada. El problema empieza cuando los restantes 360 días del año se convierten también en una feria.

Los bares de la plaza de toros están abiertos toda la noche los fines de semana, la música se escucha hasta las seis de la mañana aproximadamente, y que decir de la que se forma en los aparcamientos, las voces, los que intentan hacer botellón aunque esté prohibido, etc.

Otro elemento de tortura son los banquitos, que están muy bien para que se sienten los viejos por la mañana, pero no por la noche, donde pandillas de jóvenes hacen sus tertulias (sin soltar el móvil por supuesto), y sin prisas por acostarse. Lo peor que te pueden poner debajo de la ventana de tu dormitorio es un banquito, yo tengo doce. Además, con los horarios que tiene la juventud de ahora, cuando una se acuesta no hay nadie sentado, y a las dos de la mañana, cuando estás en el mejor sueño, te despierta un grupito con voces y risas, y ya no hay quien se vuelva a dormir. Yo propongo unos bancos con un mecanismo que, previo aviso y a una hora prudencial, le salgan unos pinchos hacia arriba, que disuadan a los posibles usuarios de poner sus posaderas en ellos.

Cuando ya por fin los bares han cerrado, los niños se han ido a su casa y tú crees que te vas a poder dormir aunque sean las seis de la madrugada (ilusa de ti), aparece la máquina de barrer las calles, con su "agradable" soniquete y su correspondiente pito de la marcha atrás. Y para colmo cuando viene acompañada del artefacto ese que suelta aire a presión y que parece un abejorro de cien kilos.

¡Y las celebraciones en la rotonda del gallo!, ¡menos mal que el viernes empataron Betis y Sevilla! Los coches pitando y dando vueltas por la rotonda, la gente subida al gallo cantando y pegando voces se ha vuelto también una tradición. Pueden decir que pitan por todo el pueblo, es cierto, pero por las calles pasan, aquí se quedan.

En Madrid se van a celebrar las victorias a Cibeles, si gana el Atlético a Neptuno, en Barcelona a Canaletas. ¡Aquí todo el mundo se viene al gallo!, además, si pierde el Betis vienen los sevillistas y viceversa, también se celebran las derrotas ajenas. Y para colmo cuando en los partidos hay prórroga y penaltis y terminan a las tantas y en día laborable.

Pero lo que clama al cielo, que es lo me ha llevado a escribir estas líneas, es lo del pasado sábado 13 de abril. A las cinco y cuarenta y cinco minutos de la mañana, un altavoz dando la bienvenida a los participantes de la "Travesía de resistencia de la Sierra sur" ¿resistencia? ¡resistencia la de los vecinos! ¿cómo se les ocurre hablar por un altavoz a esa hora de la madrugada?.

Me parece que esto está llegando a unos límites exagerados, la normativa de contaminación acústica nos la estamos saltando a la torera, se está perdiendo todo el respeto por el descanso de las personas.

Hay quien dice que eso me pasa por vivir en la Alameda, que debería de mudarme a otra zona. Cuando yo me instalé aquí, no había plaza de toros, ni banquitos, ni gallosaurio, ni maquinitas de limpiar que lo que hacen es menear la mierda de un lado a otro, ni por supuesto travesías de resistencia con altavoces. ¿por qué me tendría que ir de mi casa cuando los que incumplen las normas son los demás?.

María del Carmen Oliva Mauri

 


Rescatando la política

Anoche pude presenciar algo que me llena de esperanzas, un pequeño cambio en la política que se vive en nuestro pueblo. Desde que empecé a vivir la política desde mas cerca, de conocer sus entresijos y su realidad he visto cosas que te remueven las tripas y provocan asqueo hacia los que ejercen la política. En estos últimos años es de vergüenza el uso que los supuestamente representantes de la ciudadanía hacen de sus cargos. Unos para enriquecerse y otros para ganar popularidad a costa de lo que sea. Olvidan su primer deber para con el ciudadano/a que les voto, defender los intereses de sus vecinos/as. No importa crispar la vida política de su pueblo, votar en contra de una moción que beneficiaria a la comunidad o perder el tiempo en criticarse mutuamente en vez de trabajar juntos para solucionar problemas. El orgullo y la prepotencia ha sido el autentico protagonista de muchos plenos donde no se debatían problemas del pueblo si no solo mentiras y malas palabras de unos a otros. No están ahí para eso, ni se les voto para avergonzar a sus congéneres, ni se les paga para que se dediquen a conseguir popularidad criticando a los del partido contrario. Su obligación es con sus votantes, que nos den soluciones y que sus gestionen sean favorables para el pueblo, no para ellos o para su partido.

Anoche en el pleno pude oír y ver agradecimientos al alcalde por la colaboración con La Plataforma No al crematorio junto a las casas a la que ha facilitado todo tipo de documentación necesaria y la búsqueda de una solución favorable a los ciudadanos. Primer gesto de que la popularidad de mi partido no esta por encima del reconocimiento de lo que esta bien hecho por representantes de otro partido. Un alcalde reconociendo que mintió y dando marcha atrás ante la presión de sus vecinos, gesto significativo de decidir no seguir las directrices de su partido y posicionarse donde debe ser, con su pueblo. Grupos municipales tomando decisiones unánimes y planeando estrategias para solucionar un problema de su pueblo. Parecía que anoche por fin la política recuperaba su entidad verdadera, ciudadanos defensores de otros ciudadanos esa es la única razón de ser de un político/a.

Anoche también pude presenciar que ya no son cuatro gatos los que deciden manifestarse y protestar por lo que consideran una injusticia. Padres, madres, profesorados y los más importantes alumnos/as del colegio Fernando Villalón, se presentaron en el pleno. Ver a esos futuros ciudadanos de pleno derecho defendiendo y exigiendo lo que es suyo me emociona. Que no me vuelvan a decir que los de Morón son como son, que no nos movemos, que somos apáticos. Tenemos una cantera a la que enseñar a defender sus derechos, en nuestras manos está que no se conviertan en borregos de unos políticos sin escrúpulos.

Por último, una pregunta para el Señor Coronado, ¿será usted capaz de seguir sus propios consejos, enfrentarse a sus jefes cara a cara, y exigirles que dejen de rescatar bancos y rescaten personas?


Ana Rosa Tinoco


Caridad versus justicia social

Si tuviere tanta fe como para mover montañas, mas no tuviere cariad, nada soy
Y si repartiere todos mis bienes,
y si entregare mi cuerpo para ser abrasado,
mas no tuviere caridad, ningún provecho saco.
La caridad es sufrida, es benigna,
La caridad no tiene celos, no se pavonea, no se infla, [...].

He extraído este texto de una de las cartas de Pablo dirigida a los Corintios, para así introducir un tema que me parece importante, sobre todo con los tiempos que corren y las fechas Navideñas en las que estamos inmersos.

A nada que nos fijemos un poquito, podemos ver como nos bombardean con noticias e imágenes de bancos de alimentos, operaciones kilo y eventos por el estilo, al tiempo que nos dicen que hay cada vez más gente en la pobreza por culpa de la crisis y a los cuales todos debemos ayudar con nuestra solidaridad y caridad. Estoy de acuerdo y yo mismo, a regañadientes, doy todo lo que puedo para aquellos que más lo necesitan.

Pero no me negarán ustedes que esta caridad que profesamos, aunque de buena voluntad, no es más que un parche ante la injusticia social que vivimos, ahora acentuada por la política devastadora del Partido Popular. Un parche muy aplaudido por esta derecha católica, que quiere ponernos a todos a hacer caridad, algo muy cristiano según ellos, y nos hace olvidar que hay que buscar el bien común y la igualdad en todos los aspectos. La caridad es necesaria cuando existe la injusticia y la desigualdad entre los pueblos y los individuos.

¿No os parece que quedan muy bien esas señoronas envueltas en pieles, vestigio desafortunado de una época funesta, haciendo sus obritas de caridad cuando llega diciembre? Así tan dignas y prepotentes ellas, repartiendo migajas a los necesitados y esperando ganarse el cielo y un puesto a la derecha del Padre. Bueno, a la derecha ya están.

No se han fijado también como una vez ala año, los trota hermandades, meapilas y capillitas se vuelven locos organizando las obritas de caridad para los pobres. Luego, el resto del año, miran por encima del hombro y se las trae floja las desigualdades sociales. No quieren ni oír hablar de igualdad, pues en realidad son clasistas y anhelan estar más alto y mirar desde ahí a la masa.

De sobra sé que como no hay justicia social, ni la habrá, mientras la economía de los poderosos y sus pelotillas sigan gobernando el mundo, tendremos que tener caridad, pero procuremos que sea de forma callada, anónima y sincera, pues es la única forma de que revoque un nosotros algún bien. Practiquémosla pues, pero teniendo siempre el objetivo de un horizonte de equidad y justicia. Un horizonte donde no haya nadie repartiendo las migajas de las grandes mesas, pues todos tendrán las herramientas para cubrir de sobra las necesidades del cuerpo y la mente.

Con esto último, quizá haya alguno que me tome por muy religioso, pero les garantizo que creo en la Iglesia Católica o en cualquiera otra tanto o menos que en el ratoncito Pérez. Pero como leo un poco, de vez en cuando encuentro buenos textos que le hacen pensar a uno, sin importarle de dónde vienen y aquí les dejo un extracto de uno qué pertenece al Papa Pío XI. ¡Toma ya!

"A cada cual debe dársele lo suyo en la distribución de los bienes, siendo necesario que la partición de las riquezas creadas en una sociedad se revoque y se ajuste a las normas del bien común o de la justicia social..."

Francisco Javier Reina


Libre como el agua, libre como el viento

La palabra libertad puede tener muchos significados, según se aprecie en diferentes tipos de individuos. Existen muchas formas de ser libre, o sentirse libre. Cuando alguien menciona la palabra libertad, es porque realmente no se siente libre, porque nadie puede elegir donde nacer, donde vivir, donde trabajar, con qué persona convivir, porque no depende sólo de él. La libertad se puede ver plasmada (para mi forma de ver), en un pájaro, por eso os voy a contar una historia.

Había una vez, porque así es como empiezan casi todos los cuentos, un canario que vivía tranquilo en su jaula, dormía caliente, comía a diario, bebía agua fresca, los días soleados disfrutaba del sol, los días de lluvia se sentía protegido, sentía el cariño de sus seres queridos, revoloteaba a su antojo, en fin se sentía libre, eso es lo que él conocía como libertad. Para él no había otra forma de vivir más confortable, hasta que un día, su dueño cansado de verlo siempre en esa jaula tan pequeña, optó por dejarlo en libertad abriéndole su pequeña puerta, el pajarillo casi por mecánica, revoloteó fuera de la jaula, llegando a un gran árbol que se encontraba en frente de su casa, el pájaro voló un gran rato hasta que perdió su rumbo, se encontró sólo a muchos metros de su casa, sin nadie con quien refugiarse, ni comida para echarse al pico, ni agua, y para colmo de sus males empezó a llover, como no sabía dónde estaba, buscó cobijo en un pino enorme que encontró a su paso, donde conoció a un jilguero, el cual también estaba cubriéndose de la lluvia, el canario le conto sus penas, que se había perdido, que se encontraba sólo, que no tenía comida...en fin que la libertad la había perdido, El jilguero lo escuchó y al final le dijo, problemas los míos, que cuando era pequeño un humano le desprendió de sus hijos para enjaularlos privándole de su libertad, encarcelándoles de por vida, no pudiendo volar a su antojo ni poder anidar a sus crías libremente, ni buscar la pareja que le vengan en gana, en fin, lo que para el canario era libertad, para el jilguero era encarcelamiento, porque el canario se sentía encarcelado por vivir libre. Mi moraleja es la siguiente, según en qué ambiente vivas tendrás conceptos diferentes de la libertad.

Todos sabemos que la libertad es un mito, que no existe o está constantemente amenazada y muy limitada por miles de rejas visibles o invisibles. La libertad es un pájaro, pero no un pájaro que vuela libre como el viento, sino un pájaro enjaulado, algunas veces nos creemos libres porque las rejas que nos rodean son de oro y diamante o simplemente porque la celda es grande y confortable. Los límites en sociedades democráticas y visiblemente libres los pone el dinero, que es la máquina de la libertad, cuanto más dinero más cómoda y confortable es la jaula y mejores son los barrotes que la rodean, o lo que viene a ser lo mismo más podemos elegir, por lo tanto, MÁS LIBERTAD.

Francisco Camacho Mena


Diferencias entre Padre, Papá y Papi

Padre, Papá y Papi...
Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como un verdadero dictamen de Dios. Imperaban normas estrictas de educación: Nadie se sentaba a la mesa antes que el padre, nadie hablaba sin permiso del padre, nadie se levantaba de la mesa si el padre no se había levantado antes; por algo era el padre. La madre fue siempre el eje sentimental de la casa, el padre siempre la autoridad suprema.

Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el padre dejó de ser el padre y se convirtió en papá. El mero sustantivo era ya una derrota. Padre es una palabra sólida, rocosa, imponente; papá es un apelativo para oso de felpa o para perro faldero; da demasiada confianza. Además, con el uso de papá el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el papá era el padre.

A diferencia del padre, el papá era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle los dientes con una bofetada, como hacía el padre en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a la casa y a organizar bailes y bebidas, mientras papá y mamá se desvelaban y comentaban en voz baja: Bueno, por lo menos tranquiliza saber que están tomándose unos tragos en casa y no en quién sabe dónde.

El papá marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el padre desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando la tele, mientras papá y mamá lo hacían solos en la mesa.
Papá seguía siendo la autoridad de la casa, pero una autoridad bastante maltrecha. Era, en fin, un tipo querido; lavaba, planchaba, cocinaba y, además, se le podía pedir un consejo o también dinero prestado.

Y entonces vino papi.
Papi es un invento reciente de los últimos 20 ó 30 años. Descendiente menguado y raquítico de padre y de papá, ya ni siquiera se le consulta ni se le pregunta nada. Simplemente se le notifica. Papi, me llevo el coche, dame para gasolina. Le ordenan que se vaya al cine con mami mientras los hijos están de fiesta. Lo tutean y hasta le indican cómo dirigirse a ellos: ¡Papi, no me vuelvas a llamar "niña" delante de Jonathan!

No sé qué seguirá después de papi. Supongo que la esclavitud o el destierro definitivo.
Yo estoy aterrado, después de haber sido nieto de padre, hijo de papá y papi de mis hijos, mis nietas han empezado a llamarme "pa"..........!!! CREO QUE QUIEREN DECIR, ¡¡¿¿PA'QUÉ SIRVES??!!

J.M. Ramírez


La astucia de la "zorra"...

Como algunos de vosotros sabréis a estas alturas, el que fue juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha dictado una sentencia en la que afirma que llamar "zorra" a una mujer no es delito ni falta ni nada porque quien usa ese adjetivo en realidad quiere decir que dicha mujer es astuta y sagaz. He aquí el escrito que le ha remitido una ciudadana......

"Estimado juez Del Olmo: Espero que al recibo de la presente esté usted bien de salud y con las neuronas en perfecto estado de alerta como es habitual en Su Señoría...

... El motivo de esta misiva no es otro que el de solicitarle amparo judicial ante una injusticia cometida en la persona de mi tía abuela Felicitas y que me tiene un tanto preocupada. Paso a exponerle los hechos:

Esta mañana mi tía abuela Felicitas y servidora nos hemos cruzado en el garaje con un sujeto bastante cafre que goza de una merecida impopularidad entre la comunidad de vecinos. Animada por la última sentencia de su cosecha, que le ha hecho comprender la utilidad de la palabra como vehículo para limar asperezas, y echando mano a la riqueza semántica de nuestra querida lengua española, mi querida tía abuela, mujer locuaz donde las haya, le ha saludado con un jovial "que te den, cabrito".

Como una hidra, oiga. De poco me ha servido explicarle que la buena de la tía abuela lo decía en el sentido de alabar sus grandes dotes como trepador de riscos, y que en estas épocas de recortes a espuertas, desear a alguien que le den algo es la expresión de un deseo de buena voluntad. El sujeto, entre espumarajos, nos ha soltado unos cuantos vocablos, que no sé si eran insultos o piropos porque no ha especificado a cuál de sus múltiples acepciones se refería, y ha enfilado hacia la comisaría más cercana haciendo oídos sordos a mis razonamientos, que no son otros que los suyos de usted, y a los de la tía abuela, que le despedía señalando hacia arriba con el dedo corazón de su mano derecha con la evidente intención de saber hacia dónde soplaba el viento.

Como tengo la esperanza de que la denuncia que sin duda está intentando colocar esa hiena -en el sentido de que es un hombre de sonrisa fácil- llegue en algún momento a sus manos, le ruego, por favor, que intente mediar en este asunto explicándole al asno -expresado con la intención de destacar que es hombre tozudo, a la par que trabajador- de mi vecino lo de que las palabras no siempre significan lo que significan, y le muestre de primera mano esa magnífica sentencia suya en la que determina que llamar zorra a una mujer es asumible siempre y cuando se diga en su acepción de mujer astuta.

Sé que es usted un porcino -dicho con el ánimo de remarcar que todo en su señoría son recursos aprovechables- y que como tal, pondrá todo lo que esté de su mano para que mi vecino y otros carroñeros como él -dicho en el sentido de que son personas que se comen los filetes una vez muerta la vaca - entren por el aro y comprendan que basta un poco de buena voluntad, como la de mi tía abuela Felicitas, para transformar las agrias discusiones a gritos en educados intercambios de descripciones, tal y como determina usted en su sentencia, convirtiendo así el mundo en un lugar mucho más agradable.

Sin más, y agradeciéndole de antemano su atención, se despide atentamente, una víbora (evidentemente, en el sentido de ponerme a sus pies y a los de su señora), salude a las zorras de su esposa y madre.

Juan Miguel Ramírez Cagigas


Texto: de La historia que se repite

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo lo acompaña;
Viene a morir a España,
Y es en Génova enterrado.

Mientras veía un reportaje en televisión, me vinieron al pensamiento estos versos del Ilustre Don Francisco, qué aunque fueron escritos hayá por el siglo XVII, pareciome inventados para este nuestro tiempo.

En el reportaje en cuestión trataba el tema del camino que tomaba el oro del que los españolitos nos desprendemos. Me refiero a ese poco oro que podían tener las familias, esa mísera cantidad que cualquiera tendría en casa. Ese oro comprado en los tiempos de bonanza, el reloj que era del abuelo o los pendientes de coralito de la abuela. La Cruz de Caravaca que fue de la madre o la medalla de Nuestro Padre Jesús de la Cañada. Todos esos auríferos recuerdos que ahora, con los malos tiempos que corren y que han de correr, han de ir junto con los recuerdos de lo que fueron derechitos al "compro oro" más cercano y así esperando unos pocos dineros nos desprendemos de todo eso para poder llegar a fin de mes, pagar un poco más de hipoteca y que no nos echen a la calle o simplemente poder aguantar hasta que sea posible.

Y como en los versos de Quevedo, todo este oro del que se desprende el personal se va de extranjis y sin pagar un céntimo de arancel o impuesto, dormidito y tranquilito en la bodega de algún avión para Milán y de aquí, en camiones blindados hacia la rica ciudad suiza de Lugano.

No, ya se no se va para Génova, pero casi. Ahora va a Suiza, al país donde están los mayores avaros y usureros. Allí donde funden todo aquello que vendimos y lo hacen lingotes, para o maravilla, venderlos otra vez a España, donde tres o cuatro que siguen haciendo fortuna con nuestro infortunio lo compran. Sí lo compran para invertir en bienes seguros, no vaya a ser que la cosa se ponga demasiado fea y los euros o los dólares no valgan ni un cagarro. Ojala se tengan que comer los lingotes para poder sobrevivir.

Y de esta forma y otras tantas, los españolitos nos vamos haciendo más pobres, los suizos que funden el oro más ricos y los cuatro pendones que compran los lingotes, más ruines y miserables.

Ven ahora paisanos míos, como la historia siempre se repite.

Francisco Javier Reina


Uniformes en los Salesianos

Sr. Director:
Somos un pequeño grupo de madres que tenemos a nuestros hijos escolarizados en el colegio Salesianos San Juan Bosco de Morón, desde hace ya un par de años el Consejo Escolar del centro, acogiéndose al Decreto 328/2010, modificó el Reglamento de Organización y Funcionamiento acogiéndose a "la posibilidad de establecer un uniforme para el alumnado".

Este curso, hace apenas unos días, se nos ha anunciado por mediación de nuestros hijos, que dicha medida va a ser extensiva a los alumnos de secundaria con la consecuente alarma que ha provocado en algunos de ellos, hay que tener en cuenta que en estas edades los hay unos más desarrollados que otros y que ya empiezan a tener criterio propio a la hora de vestir.

La posibilidad de adoptar el uniforme en infantil y primaria, como ya hemos dicho, está recogida en el Decreto, pero no es así en el Decreto 327/2010 que recoge el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, es más, aunque ya estuviera recogido en el ROF con anterioridad, echamos en falta el que no se nos haya informado de la "no obligatoriedad" de dicha norma como se desprende del escrito de la Dirección General de Educación y Evaluación Educativa que se adjunta.

Rogaríamos una aclaración sobre este punto por parte de los responsables del centro.

Un grupo de madres

Escrito de la Dirección General


El otro día recibí un correo que me llamó mucho la atención. Tanto que, tras reenviarlo a mis contactos, he decidido compartirlo con todos los lectores de "Diariodemorón.com", si usted tiene a bien publicarlo. Al señor Forges creo que no le importará.

El triunfo de los mediocres

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.
Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.
- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.
- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.
- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

 


Reflexión

No puedo entender como la Cilla del Cabildo que está en la Crúdora , sea un edificio particular, privado y encima con un cartel en la puerta que dice " se vende". Creo que es uno de los pocos palacetes que quedan en Morón que debería ser de uso público donde albergar exposiciones, conciertos, etc.

Ya de paso me gustaría denunciar la cantidad de casas antiguas que se han derribado sin conservar la fachada original, prácticamente casi todo el pueblo está lleno de casas nuevas con balcones de los años 70-80, Morón ha perdido su arquitectura popular , su encanto como pueblo antiguo, me refiero en las zonas antiguas de Morón, el centro, el barrio etc. Por todos los lugares hay más y más casas modernas construidas a partir de una anterior, sin respetar la fachada antigua , menos mal que las pocas fachada, con portadas de piedra, la han respetado. La antigua casa del agua, algunas de la carrera, la portada de la Fundación Fernando Villalón pero lo que es realmente la arquitectura popular, tradicional, está perdida.

Hace poco tiempo estuve visitando Osuna y desde la Colegiata se ve una vista panorámica de lo que es un pueblo antiguo, todo el centro esta conservado, un enjambre de casas antiguas con tejas árabes y por la periferia las construcciones más moderna, en cambio vas a la peña, en Morón, y nada más que ves casas modernas con balcones y terrazas. Y ya para colmo lo único que nos quedaba más antiguo, la pendiente de Jesús con el suelo de piedra antiguo que dataría de no sé qué año o siglo, lo quitan y lo ponen nuevo, de granito todo moderno, para mí eso fue un sacrilegio hecho al pueblo de Morón., ¿Es que no hay nadie que conserve lo poquito antiguo que nos queda? os envió una foto de cómo me gustaría que se hubiese conservado Morón, pero sin ánimo de perder el tren de la modernidad, saludos

Ramón Reina


Despedida a J.J. Serrano, Yumi

Déjenme que use un breve espacio de esta página para despedirme de un amigo que se fue. Amigo que quizás conozcan ustedes, pues fue hijo de esta Villa, la cuál jamás abandonó como hicimos otros. Sólo ahora, con demasiada premura y adelantándose como era costumbre en todo lo que hacía, deja su pueblo de campiña y sierra. Pero lo deja sólo en cuerpo, pues seguirá su alma recorriendo los sentimientos de nuestros corazones y callejeando los entresijos de nuestros recuerdos.

Aquellos que tuvimos la suerte de conocerlo, no podremos olvidarlo aunque falte su presencia y habrá en nuestros encuentros, no me cabe duda, un lugar reservado a su memoria y a las imágenes de nuestra juventud en las que fue indiscutible protagonista.
Aunque los avatares de la vida nos separasen hace tiempo, la amistad de cierta forma forjada no se quebranta jamás y sobrevive al tiempo e incluso a la propia existencia.

Valga esto como un hasta luego, Yumi. Nos vemos.

Francisco Javier Reina


Carta de un manifestante.
Por mi pan y por el tuyo.

Quería decirte algo a ti. Sí a ti, al que estás ahí cuando me lanzo a la calle junto a cientos como yo, para reivindicar y luchar por mi pan y el de los míos.

A ti, que estás ahí, con tu uniforme azul o verde, cuando voy a gritar a los políticos en contra de los recortes a los funcionarios como tu, mientras que el gobierno alimenta la avaricia y la usura de banqueros y grandes empresas.

A ti, que me esperas con cara de mala leche cuando salgo con mis compañeros a vociferar pidiendo trabajo digno, tanto para los míos como para los tuyos.

A ti, que me mueles a palos con tu porra mientras voy a exigir una sanidad digna para todos los ciudadanos, hasta para ti.

A ti, que me tiras al suelo y me pateas con saña cuando me manifiesto en pos de una educación pública de calidad, tanto para mis hijos como para los tuyos.

A ti, que cargas como loco contra mí cuando te lo ordenan adinerados jefes que me consideran su enemigo.

A ti te digo, que te sigo considerando mi igual y que por eso volveré a salir a luchar por mi pan y por el tuyo.

Francisco Javier Reina

 


De la Sierra de Montegil

Vaya la que se ha "montao" con el tema de la sierra, ¿de Morón? Que si esto "pa´ca", que si aquello "pa´ya", que si ponte bien y estate quieto. "Animalito, vaya gente."
Unos, razonablemente moscas, pues ven como sus puestos de trabajo pueden tomar el mismo camino que la piedras de las canteras y la verdad es que no está la cosa como para andar jugando con las cosas del comer. Así que me parece muy normal que se pongan exaltados y hasta furiosos cuando se les mienta la sierra, el patrimonio natural de los pueblos y el medio ambiente, que maldita la gracia que les tiene que hacer el asunto de marras. Sin duda alguna, ellos son en este conflicto, los daños colaterales, como dirían algunos. Gente que podría quedarse sin empleo, aunque también pueden ir al paro en el momento en que a la empresa se le pase por la canilla de la entrepierna y con las facilidades que han otorgado el gobierno del PP, aquí cualquiera va a la calle por un quítame de ahí esas pajas.

Por otra parte hay una amplia parte de la población moronera, que aunque les preocupe el asunto de los puestos de trabajo, ni quiere ni le agrada el punto de degradación y destrucción de la sierra en pos del beneficio de unos pocos. Sierra que aunque sea legalmente privada desde el siglo XIX (fruto de una ley que eliminó otra más antigua que hacía de la sierra una zona comunal sin posibilidad de poderse vender o privatizar), todos la consideramos nuestra, aunque estamos tan acostumbrados a que la tierra sea de propiedad privada y que pertenezca a unos pocos, que a lo peor hemos perdido cualquier atisbo de conciencia comunal, de conciencia de lo que es un bien común, algo que perteneció, pertenece y debería pertenecer a todos y por tanto tiene que ser cuidado y preservado por todos.

A mí, que me posiciono del lado de los de Gaia, IU y de AMA (en este asunto que tratamos), también me pena y preocupa que unos trabajadores que no tienen culpa de nada, puedan verse en la cola del INEM. Pero pensándolo fríamente y desde otro punto de vista, pienso que estos trabajadores tarde o temprano irán a la calle, en el mismo momento en que la empresa lo vea oportuno para su interés y entonces ya no habrá ni trabajo, ni sierra. Quizás entonces todavía queden los del PP para defender los derechos de los trabajadores por encima del interés de la empresa. Como ahora, que los defienden por encima de los pajaritos y los paisajes bucólicos. Pero para ser sinceros yo creo que usan a los obreros para defender lo que a ellos tanto les gusta, la propiedad por encima del bien común, la explotación en pos del capital por encima del pueblo, etc. Aquí ya nos conocemos todos, amigos míos.

Si nos esforzamos un poco, seguro que somos capaces de encontrar una alternativa a esos puestos de trabajo, de forma que no sea un problema grave para los trabajadores y se pueda llegar a un punto de equilibrio. Si en otros lugares se puede hacer, por qué nosotros no vamos a logarlo.

Pero de verdad creo que ha llegado el momento para buscar un final a esto y como se suele decir, todos los problemas tienen solución, menos uno.
Seguro que con cabeza fría, sentido común y dejando de lado las conveniencias partidistas o personales de ciertos sectores y políticos, se podrá llegar a un punto satisfactorio para todos o que al menos pique a los menos. Lo que sabemos todos a poco que miremos, a no ser que no te importe, es que se está destruyendo la sierra y eso es un agravio y una ofensa contra el patrimonio de todos los ciudadanos, incluso para los que no son de Morón. Nuestro deber como originarios de la zona habría sido preservar y cuidar este entorno, pero eso es algo que no hemos conseguido. Quizás aún estemos a tiempo de hacer algo.

Francisco Javier Reina

 


diariodemoron.com no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección de comentarios de opinión.