La culpa es del estéreopatriarcado

F²O - Humor a la plancha
- Vengo asustado.
- Que le pasa a usted compadre.
- Que me he cruzado con una moza, le he pedido la hora y me ha contestado con tal agrado que le he dicho: "gracias guapa, que eres la alegría de la huerta".
- ¿Y?
- Coño que me han dicho que los piropos están prohibidos en Andalucía.
- No hombre, no. A ver si me explico. Los piropos están prohibido depende a quien se los diga. Si usted le dice a la Castro eso, que es la alegría de la huerta, eso sí tiene delito. Vamos, que si no le denuncia ella lo hace cualquiera que le escuche.
- No entiendo. Es que estas cosas de la presidenta de la Junta de denunciar los piropos me dejan descolocado.
- Mire compadre, es muy fácil. Usted imagínese que va la señora presidenta con su secretaria por la calle dando un paseo y la secretaria es una mujer guapa, elegante y con un cuerpo que quita el sentío. Pasa un sevillano con mucha guasa, que en Sevilla hay tela, y le dice a la secretaria: "Ole las niñas guapas, que andares más bonitos con esa boquita de piñón". ¿Cómo cree usted que le sentaría a la Sultana Díaz?, que anda a tirones y en lugar de boquita de piñón tiene una caja que le cabe un palé de pistacho.
- Voy comprendiendo. Lo que usted me quiere decir que esto es una ley que hacen las feas por venganza.
- Va usted bien compadre. Pregunte a alguna guapa, a ver si le molesta un piropo lanzado con educación y arte. Eso sí, si le lanza usted un "vaya cosa bonita" a una de metro y medio, redonda como una bola de billar y con más mala cara que un bote de champú reventado, no se preocupe por la denuncia que ella misma le dará una buena hostia.
- Pues vaya lío. Como se está poniendo esto de ser hombre.
- Lo que yo le diga compadre: la culpa es del estéreopatriarcado y tanta gente con los cascos puestos


diariodemoron.com no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección de comentarios de opinión.